Un billón de pesos se hace humo

Por Jesús Sánchez, periodista independiente /// @Chucho_Sanchez

Agárrese de donde pueda. A partir de este lunes se termina el ensueño, el subsidio a la gasolina ya no será total sino parcial.

Si de por sí, aunque contenida la inflación está a niveles de hace 20 años, lo que viene tampoco será fácil remontarlo.

¿Se acabó el dinero del erario? ¿Hacienda ya se sumó a la manda franciscana? ¿Por eso la venta nocturna de tamales de chipilín? No lo sabemos, tampoco si tienen margen o no para enfrentar el estancamiento del 2023.

Como sea este será otro fin de año apretado para la economía familiar y una cuesta de enero muy pero muy pronunciada. La única prioridad son las campañas electorales y ya no entusiasman a nadie.

Se está pagando un precio muy alto para contener la inflación. Pero no se ve la luz al final del túnel, compras menos y pagas más.

En las últimas 21 semanas el subsidio era del 100 por ciento para las gasolinas, magna, premium y el diésel. Y en este tiempo el gobierno dejó de recaudar unos 430 mil millones de pesos por el IEPS a las gasolinas; de seguir así para finales de año el monto será cercano al billón de pesos. Un billón de pesos que se hará humo, literalmente.

Este esfuerzo habría sino plausible de haberse combinado con programas de respaldo a las inversiones, la productividad y el consumo interno. Pero…

La decisión de aflojar el freno al subsidio de la gasolina premium (para quedar en 92.3 por ciento), provocará sin duda una sacudida adicional al alza de algunos precios. Por eso le recomendamos que se agarre de donde pueda.

Los expertos en economía coinciden en que la inflación no cederá en los próximos meses. Por eso el Banco de México podría cerrar el año con una tasa interbancaria de 9.5 por ciento; hoy está en 7.75 por ciento. En unos días, el 11 de agosto se ajustarán nuevamente las tasas y se espera sea de otros 75 puntos base. Esto no termina todavía.

El viernes aproveché el último fin de semana con subsidio total a las gasolinas, a pesar de eso pagué casi 25 pesos por litro de Premium en un expendio de Pemex. Luego fui a las compras del mercado, y lo de siempre compré menos que la última vez y pagué más. Vi entonces como el entusiasmo se hace humo.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- La decisión de Morena de ir con Delfina Gómez como candidata a la gubernatura del Estado de México, confirma que instituciones como la SEP desempeñan hoy el triste papal de trampolines de la política.

Delfina Gómez estuvo año y medio al frente de la SEP, a pesar de sus antecedentes de imponer el ten-per-cent cuando fue alcaldesa.

¿Y la Nueva Escuela Mexicana…? Bien, gracias.

Delfina, así como llegó se fue.

“Estamos hechos de olvido”, diría Jorge Luis Borges.

2.- ¿Y quién llega a la SEP?

Dicen que la vacante está reservada para la excandidata a la gubernatura de Aguascalientes, Nora Ruvalcaba, quien en su perfil destaca haber sido maestra de secundaria. Bueno, si Delfina fue maestra de primaria, le subieron el nivel una rayita.

Lo que cuenta es que doña Nora es amiga de la corcholata consentida.

Pero la nota la dio Raquel Sosa, encargada de las universidades para el Bienestar (Benito Juárez), quien decidió quedarse en su zona de confort y se autodescartó el fin de semana para que no la metan en chismes.

Que se sepa las universidades del bienestar tienen fama de ser escuelas “patito”, no se sabe cuántos egresados ha logrado ni cuanto se ha gastado en mantenerlas. Presume que son 140 escuelas en todo el país y las cifras de alumnos varía entre los 15 mil a los 28 mil. Un caso para la araña.

Y de colofón se habla de Bertha Luján quien desde una posición de bajo perfil ha sido la dirigente emergente de Morena y, además, madre de la actual secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde. Doña Bertha siempre cercana a AMLO fue secretaria contra la Corrupción y del Trabajo en el gabinete alterno de AMLO. Es directora del proyecto de la Escuela de Contabilidad Leona Vicario y eso es lo más cercano al tema educativo. Como puede ser puede no ser, da lo mismo.

3.- ¿Quién pompó?

La polémica resolución del Congreso estatal que permitirá a cualquiera que se sienta con alma de pirata, rumbero y jarocho, trovador de veras, buscar la gubernatura de Veracruz, aunque no haya nacido en la tierra de Agustín Lara, fue una ley de sastrería, a la medida.

Imagen

Eso se puede corroborar no solo por la votación unánime de los morenistas y sus aliados sino porque contó con el apoyo de tres panistas, quienes están a un tris de decir que fueron abducidos por alienígenas para justificarse.

A la zacatecana Rocío Nahle ya no le preocupa Dos Bocas (aunque ha costado más del doble de lo proyectado) sino conseguir los votos de los jalapeños, los jarochos, alvaradeños y por supuesto los de Catemaco.

¿Y la refinería Dos Bocas? Ya la inauguraron aunque no produce un litro de gasolina. A lo mejor para finales de 2023 o hasta el 2024 estará operando al 60 por ciento. Como dicen los técnicos morenistas, operará lo antes posible.

Las preguntas ahora son quién se quedará a cargo de la creatura y, lo más importante, saber si para el 2024 la gasolina costará 10 pesos el litro.

Quién está muy preocupado es el diputado Sergio Gutiérrez, espera un milagro y promete aprobar todas las iniciativas para quedar bien con su pastor, pero en Palacio no llega ni a taparosca. Que le pregunte cómo le fue a Higino Martínez.

4.- Doña Claudia debería despedir a los que le recomendaron hacer un videoclip haciendo como que canta. Que no la engañen, eso tampoco es lo suyo. Pero qué necesidad, diría el mismo Juanga.

5.- Marcelo Ebrard promueve el litio como parte de su campaña al 2024. Lo que no dice es que México aún no produce un solo gramo del recurso energético.

6.- Frase famosa acuñada en tiempos de la 4T: “Yo tampoco confío en usted.”

7.- Para variar, en la tragedia de los mineros en Coahuila, todos se echan la bolita.

Fotos tomadas de Quadratín e Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.