Austeridad selectiva

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // @Chucho_Sanchez

El paquete económico de 2023 tiene áreas lejos de las sombras de la austeridad.

En un primer análisis del paquete económico es posible identificar los rubros y dependencias que contarán con recursos blindados desde Palacio, así como aquellos que sobrevivirán en segundo plano, los gansitos feos.

Con un presupuesto federal estimado en 8.29 billones de pesos, cuyos recursos saldrán de la recaudación de impuestos, deuda pública y en menor medida de la venta de petróleo, los Programas de Bienestar y los Proyectos Prioritarios no se les puede tocar ni con el pétalo de un ajuste en el Congreso.

Los 16 Programas de Bienestar tienen previsto ejercer recursos en conjunto por 586 mil 503 millones de pesos, en tanto que los Proyectos Prioritarios que incluye el Tren Maya dispondrán de 236 mil 120 millones de pesos. Conste que sin incluir la refinería de Dos Bocas.

Vamos por partes.

Los programas de las pensiones a adultos mayores y las becas para los jóvenes destacan como los segmentos más rentables electoralmente.

El próximo año se destinarán 335 mil millones de pesos para cubrir las pensiones de adultos mayores, 34.5 por ciento más que en 2022. La pensión bimestral es hoy de 3 mil 850 pesos y aumentará 25 por ciento. El padrón actual es de unos 8 millones de adultos mayores.

En cuanto a los Jóvenes Construyendo el Futuro, tienen asignado recursos para el próximo año por 23 mil 90 millones de pesos, aunque existe otro renglón que se refiere indistintamente a Programa de Becas para el que están pidiendo 83 mil 638 millones de pesos.

Lo malo es estos programas la transparencia no es lo suyo, no se conoce el número real de beneficiados y su estatus, lo que impacta en la certeza del manejo de esos recursos. Hay muchos tipos de becas pero al final nadie sabe, nadie supo.

La número uno

Son contadas con los dedos de la mano las dependencias públicas que dispondrán de bolsas generosas de recursos. Pero de entre todas la Secretaría de la Defensa es hoy por hoy la súper secretaría consentida del sexenio, por algo será.

A los 112 mil millones de pesos que ejercerá la Sedena el año próximo, se le agregarán 67 mil 826 millones de pesos correspondientes a la Guardia Nacional (GN). Esto sin contar las participaciones que reciben los militares por su actuación en la construcción del Tren Maya, por la administración del AIFA, el manejo de aduanas y la construcción de aeropuertos entre otros muchos contratos.

Todas las canicas

Pero sin duda la obra del Tren Maya es la que rompe todos los paradigmas de la 4T, junto con Dos Bocas, claro, tanto que la noticia de que en 2023 recibirá dos veces más los recursos que ejerció en 2022, es un escándalo.

De acuerdo con la propuesta del Poder Ejecutivo para 2023, se destinarán 143 mil 73 millones de pesos para continuar con la obra (más de lo que gastará la Sedena) y conste que ya se han gastado 69 mil 702 millones de pesos.

Lo que se ve es que no hay planeación pero sí mucha manga ancha y eso ha convertido este proyecto en un barril sin fondo. Eso sí, los tramos 5, 6 y 7 serán construidos por el ejército, para que no digan.

Y para la refinería de Dos Bocas, que no ha producido ni un litro de gasolina, se destinarán otros 47 mil 200 millones de pesos en 2023. No es por ser aguafiestas pero en lo que va de este 2022 se han gastado el triple de lo programado que era de 47.2 mil millones de pesos a 153.6 mil millones y contando. Y por si algo faltara, Rocío Nahle no tarda en irse.

Ver para creer

En el PEF-2023 el gasto asignado a la Secretaría de Turismo aumentó 115 por ciento, pero qué cree, que de los 145 mil millones de pesos que ejercerá, 143 mil millones se canalizarán al Tren Maya. Eso dicen.

La SEMARNAT ocupa el segundo lugar de las dependencias consentidas pues tendrá un gasto 80 por ciento superior al de este año y la Secretaría del Bienestar el tercero con 32 por ciento más para manejar un bolsón de 408 mil millones de pesos.

Los gansitos feos

Aunque usted no lo crea la Secretaría de Educación quedó relegada a la segunda posición de las dependencias públicas, pues recibirá una bolsa de 402 mil millones de pesos, menos que la Secretaría del Bienestar. ¿Qué va a pasar?, eso no podemos contestarlo.

Tristemente la Secretaría de Salud, quedó en la tercera posición y manejará una bolsa de 209 mil millones de pesos, apenas 5 por ciento más que en 2022. Si continúa el desabasto de medicamentos ya saben por qué.

A la Secretaría de Seguridad Pública le van a aplicar un megarecorte con eso de que la Guardia Nacional pasa a la Defensa, para quedarse con no más de 35 mil millones de pesos de gasto.

La suerte de las otras dependencias tampoco es para presumirla. Comunicaciones recibirá la mitad de lo que ejercerá Turismo; Energía entró al terreno de low profile; Conacyt tendrá más recursos que la Secretaría del Trabajo y la de Economía quedó en los últimos escalones de este tabulador.

Para Relaciones Exteriores y Gobernación, donde despachan dos de las corcholatas de Palacio, tienen gastos acotados, lo que explica que el servicio exterior esté tan venido a menos.

El INE solicitó al Congreso recursos por 14 mil 400 millones de pesos, pero se mantiene la amenaza del partido oficialista y sus aliados de recortárselos. Porque sí.

La peor parte le tocó a las entidades no sectorizables que resintieron recortes generalizados, el caso más dramático le tocó al INEGI con un tijeretazo del 14 por ciento.    

La balanza está muy desigual.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.-Tasa interbancaria romperá límite de 9%

En la batalla contra la inflación, la tasa de interés interbancaria determinada por el Banco de México seguirá aumentando.

A más tardar el 28 de septiembre podríamos estar hablando de un nuevo ajuste de 75 puntos base para llevar la tasa interbancaria de 8.50 al 9.25 por ciento. Después de esta fecha están previstos dos anuncios más de política monetaria que podría llevar la tasa arriba del 10 por ciento.

2.- Si el Banxico logra reducir la inflación a 3 por ciento en 2023, hay que proponer a su Consejo para que sea canonizado.

3.- A alguien se le quemaban las habas pues en la madrugada del sábado se publicó en el DOF el decreto que le otorga el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa.

Ya vendrán los tiempos de la Corte. Si no se doblan antes como en el caso de la “prisión preventiva oficiosa”.

4.- Dicen que el acuerdo de Alito para que nadie lo moleste va de aquí al 2028.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.