Los daños colaterales

Por Jesús Sánchez, periodista independiente /// @Chucho_Sanchez

Sentencian a más de 13 años de prisión a agresor de policía

I. Una eternidad y algo más.

Eso es lo que tarda la Corte en resolver una controversia constitucional.

Y por eso, el ministro Arturo Zaldívar sabe que ya no será cosa suya.

En poco más de tres meses el ministro Zaldívar termina su gestión al frente de la Suprema Corte (la tremenda Corte diría Tres Patines) y no le tocará lidiar con los temas que alientan la discordia nacional.

En los festejos patrios al ministro Zaldívar se le vio muy relajado; sus críticos lo atribuyen a que no tiene que cargar con el politizado recurso de la Prisión Preventiva Oficiosa (PPO) y las controversias en curso contra la militarización del país. Se le aligeraron las presiones de la 4T.

Imagen

Apenas hace unos días Luis María Aguilar retiró el proyecto que invalidaba la PPO y ofreció presentar otro que conciliará los puntos en común para resolver el tema de la violación a los derechos humanos por la prisión injustificada. El asunto volverá cuando esté listo. ¿Cuándo? Nadie sabe.

A Zaldívar tampoco le quitará el sueño la resolución de la controversia constitucional que la oposición partidista anunció en contra de la reforma que le da todo el poder a la Defensa sobre la Guardia Nacional.

Y el esperado recurso de la controversia constitucional se atoró por la ruptura en la alianza opositora provocada por Alito y la base por bolas que regaló para ampliar casi seis años la presencia de los militares en las calles.

Y en esas estábamos cuando alguien preguntó: ¿A todo esto, cuánto tiempo tarda la Corte en resolver una controversia constitucional?

La respuesta la encontramos en un interesante artículo publicado por la Revista Nexos (05-07-21): ´En promedio a la Corte le toma 282 días resolver una controversia o una acción de inconstitucionalidad a partir de la fecha de recepción´.

La profusa investigación firmada por Hayddé Gómez y Regina Isabel Medina demuestra bajo el título Los (des) tiempos de la Suprema Corte frente a la militarización, que los tiempos para resolver estos temas son muy variados pero al final de cuentas son una eternidad.

Hay casos documentados que se han tardado 664 días, en la época de Vicente Aguinaco, o hasta 124 días con Genaro Góngora. En la gestión de Zaldívar los promedios son 272 días para una controversia y de 245 días para una acción inconstitucional.  Así es que haga sus cuentas.

La pregunta es si el retraso se debe a la casualidad o no, todo apunta a qué no hay casualidades.

Zaldívar ya se va en enero del 2023, vendrán las evaluaciones. ¿Qué tanto defendió la autonomía de la Corte? Ya se verá.

Temas de trascendencia nacional /// Foto de TikTok

Aquí va el enlace del artículo de Nexos: https://eljuegodelacorte.nexos.com.mx/los-destiempos-de-la-suprema-corte-frente-a-la-militarizacion/#:~:text=En%20promedio%2C%20a%20la%20Suprema,de%20la%20fecha%20de%20recepci%C3%B3n.

II. ¿Echarán abajo la reforma transexenal de Alito?

Desde un punto de vista dialéctico puede que sí, puede que no, pero por las dudas hay que tomarlo con reservas.

Toda la atención está en la bancada priista del Senado y en Gobernación.

La oposición partidista está en su papel, a pesar de Alito.

Alito es un dirigente incómodo en lo que queda de su propio partido.

Alito le devolvió a Morena lo que los votos le quitaron en las recientes elecciones federales, la mayoría calificada en el Congreso.

Y politizó como nadie el tema de la participación del Ejército en tareas de seguridad en el país, pues demostró que la Guardia Nacional no está lista para cumplir esa responsabilidad.

Y Ricardo Monreal se juega su futuro dentro o fuera de Morena.

Si se impone Alito a los senadores, salva a Monreal y chance hasta le den una embajada. Pero si la reforma no pasa, malo para Alito en el PRI, será el adiós a Monreal de Morena y alguien hará entripado en Palacio.

III. Cómo predicador en el desierto.

Para no perder las buenas costumbres nos dimos una vuelta por las benditas redes sociales y esto fue lo que encontramos.

En un lapidario tuit, @DoliaEstévez mostró el alcance real de la improvisada propuesta de decretar una tregua de cinco años entre Rusia y Ucrania (sin sancionar al invasor). Pues qué creen, que al día siguiente del anuncio no apareció ni una triste nota en las primeras planas de los periódicos de EU, vaya ni una mención por equivocación.

Revisamos. En el Washington Post, nada, como tampoco en el Wall Street Jornal; menos en The New York Times y el vacío en el USA today.

Para no quedarnos con la duda, checamos otros diarios internacionales, pensando que a lo mejor se mencionaría algo. En Le Monde la nota se la dieron a XI Jinping quien le ofreció a Putin un apoyo cauteloso; en Le Figaro ni una llamadita; El Mundo destaca el llamado de socios de Putin a que ya termine la guerra; en El País ni sus luces. Los diarios británicos en lo suyo.

Ahí no terminó la historia, el tuit lapidario corrió a cargo de uno de los asesores del presidente Zelensky (@Podoliyak_M) quien simple y llanamente calificó de pro rusa la propuesta de #YaSabenquién y no solo eso, acusó a los ´pacificadores´ de usar el tema de la guerra para sus relaciones públicas. ¡Sopas!

De plano vieron que la iniciativa pacificadora del tabasqueño estaba muy cargada del lado de Putin.

Aquí va una traducción libre del memorable tuit ucraniano: ’Los “pacificadores” que usan la guerra como tema para sus propias relaciones públicas solo causan sorpresa. @lopezobrador_, ¿su plan es mantener a millones bajo ocupación, aumentar el número de entierros masivos y dar tiempo a Rusia para renovar las reservas antes de la próxima ofensiva? Entonces su “plan” es un plan ruso’.

Más tarde vino la respuesta de @lopezobrador_

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Monreal con un pie fuera del paraíso.

La tarde de este lunes en el Senado, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos discuten y votan el dictamen de la reforma transexenal que les envió la Cámara de Diputados y que no es otra cosa que la tablita de salvación de Alito.

El martes entra en primera lectura en el pleno y el miércoles se discute y vota en sesión plenaria. Para entonces se sabrá a cuántos senadores doblaron.

2.- Entre el martes y miércoles la FED definirá de cuánto será el nuevo jalón a las tasas de interés. Los observadores esperan que sigan aumentando para contener la inflación.

En Estados Unidos la inflación ha comenzado a ceder pero en México no, por eso acá también se espera que las tasas sigan subiendo.

3.- De locura. La semana pasada el Banco Central de Argentina aumentó en 550 puntos base su tasa interbancaria que pasó de 69.5 a 75.0 por ciento anual. La inflación se estima oscilará este año entre 95 y 112 por ciento. Y así México quería venderles el avión presidencial en pagos chiquitos.

4.- En la discusión sobre el paquete económico 2023 hay dudas sobre la fortaleza de los ingresos públicos, dice el Centro de Investigaciones Económicas y Presupuestales (CIEP).

0-0-0-0

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.