2024: ¿candidato alternativo?

Por Jesús Sánchez, periodista independiente /// @Chucho_Sanchez

Faltan algo así como 19 meses para las elecciones más grandes de todos los tiempos y algunos expertos en la lectura de los huesitos de chabacano -de la 4T, claro- no pueden ocultar su nerviosismo, pues el juego de las corcholatas se ha convertido en un juego de patadas bajo la mesa. Lo peor es que, el temor de perder la elección presidencial es más que terrorífico que un mal sueño.

Las condiciones políticas del país han cambiado y no se ajustan a los planes del grupo en el gobierno que pretende hacer realidad el viejo eslogan radiofónico de ser la música que llegó para quedarse.

La oposición ha experimentado también importantes cambios en los últimos años y hoy estamos ante una etapa inédita, cuyo desenlace marcará el futuro de los mexicanos.

Lo inédito está ocurriendo.

Así como se advierte un nada fácil proceso deliberativo entre partidos y agrupaciones políticas independientes para enfrentar el riesgo de pulverizarse, existe posibilidades de que se logre una mezcla política alternativa para darle a la pluralidad un nuevo sentido.

Es posible, además, que por primera vez en su historia casi centenaria el PRI NO participe en las elecciones federales de 2024 con candidato presidencial propio. El PRI ya no es lo que era ni lo será.

La contrarreforma electoral oficial, que incluye los embates contra el INE, ha logrado unir a muchos mexicanos pero en contra de que cristalice la tentación del autoritarismo. Volver al pasado será condenarnos a vivir en la mediocridad por los siglos de los siglos.

Veamos algunos escenarios.

Han comenzado a dar color los personajes que podrían dar pie a una candidatura alternativa de la oposición, pero lo más interesante será las propuestas que ofrecerán a los electores.

El PAN lleva la mano en este escenario, pero el margen podría ampliarse mucho si se considera que segmentos del PRI, PRD, los integrantes de los grupos independientes en el Congreso y organizaciones no gubernamentales, empresariales y académicas, formen parte de este ejercicio.

Aquí han comenzado a incorporarse personajes que habían simpatizado con el proyecto inicial de la 4T y hoy lo cuestionan.

A diferencia de la lista de 42 posibles candidatos de la oposición, que se dio conocer en la mañanera de los primeros días de octubre y que sirvió para entretenimiento de la 4T, las cartas abiertas conocidas de la oposición han aparecido desvinculadas de un proyecto común, que comienza a asomarse.

La pérdida de la mayoría absoluta de Morena y sus aliados en el Congreso, le dio a la oposición un nuevo impulso que la colocaron además en condiciones competitivas para la elección de 2024.

Las cartas de la oposición siguen el principio dialéctico de que como pueden ser, pueden no ser.

Mauricio Kuri González, joven empresario y político, actual gobernador de Querétaro, que para más señas se acaba de afiliar al PAN el viernes de la semana pasada. Ex alcalde de Corregidora, su principal desempeño ha sido en el ámbito productivo empresarial, fue dirigente de la Coparmex local. Forma parte del corredor del Bajío, entidades que se distinguen de muchas otras por su desarrollo económico y de promoción a la inversión productiva.

Aunque se reserva su decisión de entrarle, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de Guanajuato, también está perfilado para encabezar una oferta alternativa con propuestas donde el país cojea. Concluye su gestión en 2024.

La gobernadora de Aguascalientes, Tere Jiménez, es una joven politóloga que ganó en las urnas a pesar, dicen, del exgobernador Martín Orozco Sandoval. La panista gobernó antes la capital estatal con buenos resultados. En una opción para medirse con la corcholata consentida de la 4T.

En el ámbito priista, aunque Alito Moreno se autodestapó para la presidencial de 2024, lo más seguro es que gane, pero un resfriado, porque últimamente el ambiente que le rodea es más frío que el de la Patagonia. Anda más enjundioso tirando pleito contra legisladores de Movimiento Ciudadano, pero no metió las manos cuando Layda Sansores lo zarandeó. Alito es récord tricolor, ha perdido 10 gubernaturas en su gestión.

Pero en las filas priistas no todos son Alito y destacan tres fórmulas que podrían acompañar la candidatura alternativa: las senadoras Claudia Ruiz Massieu y Beatriz Paredes Rangel, ambas con reconocida trayectoria política.

También destaca el activismo de Enrique de la Madrid, hijo del expresidente Miguel de la Madrid y que ha levantado la voz para replantear el rumbo nacional.

Los cuadros del PRD podrían plantear opciones de ciudadanos sin partido, lo mismo que los grupos independientes en el Congreso.

Llaman la atención personajes como el exgobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quien sonaba para una embajada después de que su partido perdió la elección y ahora anuncia que buscará ser candidato presidencial, más bien parece que lo hace por encargo.

La controvertida senadora Lily Tellez, seguirá como un dolor de muelas para el partido en el gobierno.

Aún faltan meses para que las oposiciones partidistas y agrupaciones no gubernamentales establezcan los acuerdos de un proyecto alternativo para las elecciones.

Y esa incertidumbre tiene muy nerviosos a #YaSebenQuién y sus corcholatas. En una de esas…

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- ¿Vuelta al oscurantismo?

Un estudio del Instituto Belisario Domínguez, firmada por el investigador César Alejandro Giles Navarro, “Ventajas, costos y riesgos de la elección popular de las autoridades electorales en México”, destaca de entrada que el chistecito de elegir en las urnas a los consejeros y magistrados del INE y del TEPJF le costaría al erario poco más de 8 mil millones de pesos.

La cifra no es menor si se compara con los 7 mil 636 millones de pesos que se gastaron para la organización de las elecciones federales de 2018.

De las ventajas que anota el estudio destacan la posibilidad de innovación institucional y la mayor legitimidad de las autoridades. Pero en cuanto a los riesgos, apunte usted los sesgos y parcialidad de las autoridades electorales; preservación de las cuotas partidistas; inequidad en la contienda; inestabilidad social y política; populismo electoral, incertidumbre institucional y, sobre todo, poco tiempo para hacerlo…

2.- Augurios.

La señora Sheinbaum se quedó el fin de semana en la CDMX porque un conflicto de trabajadores de limpia en Oaxaca llenó de basura -literal- el escenario del evento al que fue invitada.

3.- Las expectativas de que en 2024 llegue la alternancia a la CDMX despertó las inquietudes de un buen número de suspirantes, entre los que se cuenta Xóchitl Gálvez, Santiago Taboada, Adrián Rubalcava y Lía Limón, más los que se acumulen.

4.- ¡Asustan!

Los ahorros de los trabajadores en las Siefores que administran las Afores NO son recursos del Gobierno, por lo que no se puede disponer de ellos por las modificaciones propuestas a la Ley Federal del Presupuesto. Vale la pena aclararlo. Buen tuit de @BernardoGR77

Esperamos que lo aclaren. Lo malo es que esto podría ser como el Tren Maya, prometieron que no se tiraría un solo árbol y miren.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.