Foxilandia, reloaded

fox3.jpg Ha de ser el efecto del calentamiento global o los desajustes que nos dejó el sexenio foxista, porque la política mexicana se resiste a abandonar el absurdo y las frivolidades de la tragicomedia.

Tuvo razón Francisco Ramírez Acuña cuando dijo que Manuel Espino tendría que cambiarse el chip para alinearse al calderonismo, pero a lo mejor también él tendrá que cambiarse el chip para que deje de lado el papel de censor gratuito.

El veto a los contenidos del programa del PRD, donde se reseña la autoproclama de Andrés Manuel López Obrador como «presidente legítimo», no ayuda a la reconciliación.

Como si no supiera la mayoría de los mexicanos quién es el presidente legítimo de México. ¿O no?

Globero

A lo mejor, como dice Espino, Vicente Fox es aclamado en México y en el extranjero, pero no así muchos de quienes integraron su gabinete. En la Universidad Iberoamericana salieron chispas cuando se enteraron de que Luis Ernesto Derbez pretendía colarse con su proyecto del Centro de la Globalidad. Se sabe que un grupo de mentores hicieron frente común para evitar el desprestigio, lo cual no ocurrió en el Tec de Monterrey, donde se dejaron convencer por el excanciller de reclutar alumnos con la expectativa de alcanzar la tierra prometida. A ver en cuánto les sale a cada padre de familia pagar un semestre con materias como «Foxilandia I y II». Como dicen los tabasqueños, «tan bien que íbamos».

zermeno-y-astrid.jpg Cuento de hadas

El exconde de Oropel, corresponsal lagunero del Chamanic Center, ya rentó su esmoquin de terciopelo rojo (como el que usa el cronista Armando Ramírez) para reseñar mañana viernes la boda del siglo, pero en Torreón, Coahuila, la de Jorge Zermeño.

Antes de que apareciera el caro publirreportaje de las segundas nupcias en ¡Hola!, el acontecimiento fue desplegado en el conservador periódico El Siglo de Torreón.

A las mesas con manteles largos llegará la clase política panista, presumiblemente el mismo Calderón. Aunque ya se sabe que los que no serán invitados son el alcalde José Ángel Pérez y Juan Antonio García Villa, por algo será.

Los laguneros saben que Zermeño le lleva 27 años de edad a la guapa Astrid Casale, pero las crónicas sociales reconocen que de por medio sólo hay amor pues Astrid se enamoró de Jorge desde que éste era alcalde. Astrid a todo el mundo le cae bien.

Se especula que una vez que Zermeño termine su periodo en San Lázaro, podría ser nominado por el PAN otra vez como alcalde, a manera de despedida de la política.

Sospechosismo

Zermeño ha logrado hacer un equipo zermeñista con el senador Guillermo Anaya Llamas, quien ya es el primer compadre del país al haber logrado que Calderón sea padrino de bautizo de su hijo más pequeño. Anaya buscará ser candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila en 2012.

Tiene también al diputado federal torreonense Jesús de León Tello en su equipo y a varios de los diputados locales.

En el PAN de La Laguna todo es hereditario. Desde los años ochenta y hasta la fecha, son conocidos como la «familia feliz», que sigue creciendo. Zermeño escaló en la política y en lo económico también pues, aunque no es un hombre rico, le gusta vivir bien.

Cuando llegó a Torreón lo hizo en calidad de distribuidor de aceites Bardahl, negocio que mantiene. Juega futbol -en la categoría master- en el Parque España, y continuamente aparece en los espacios noticiosos y de análisis del Grupo Radio Estéreo Mayrán (GREM).

Pero Zermeño no olvida que el gobernador Humberto Moreira derrotó al PAN en 2005 con más de 200 mil votos de ventaja.

astrid-y-zermeno.jpg ¿No que no?

Un artículo firmado por Rocío Rodríguez en el periódico El Siglo de Torreón -antes que apareciera el reportaje en ¡Hola!- refleja a una pareja feliz en un país con muchos contrastes.

«Estamos muy felices y ambos participamos en la organización de la boda, por ejemplo él le ha puesto mucho amor a todos los detalles, se encargó de buscar el salón, los vinos y escoger las invitaciones; mientras que yo, de lo demás, como la decoración del lugar, entre otras cosas, pero lo más encantador ha sido que entre los dos seleccionamos el vestido de novia», declara Astrid.

Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

a) La Suprema Corte de Justicia de la Nación le dio la razón legal a Tv Azteca para continuar con la operación de la señal de televisión Proyecto 40. La resolución de la Primera Sala de la Corte es otro golpe contra Javier Moreno Valle y pone fin a una larga controversia. Proyecto 40 va bien y seguramente irá mejor.

b) Los asalariados de siete estrellas. En el reciente ejemplar de la revista eme-equis, Fátima Monterrosa y Pedro Díaz publican un reportaje que al ciudadano común le pondrá la piel chinita. «El contraste de lo que ganan los funcionarios públicos con los ingresos de la mayoría de los mexicanos es aterrador. La elite política y judicial del país goza de beneficios a veces inenarrables: desde ingresos netos de 294 mil pesos mensuales en la SCJN, hasta bonos, estímulos, autos, gastos de representación, vales de despensa, compensaciones… Son poco más de dos mil funcionarios que ganan en conjunto dos mil 600 millones de pesos anuales». A ver si funciona la iniciativa de austeridad de Calderón.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Una buena señal en el Consejo Nacional del PRD, sería que Leonel Cota reconociera que su ciclo terminó y dejara a su partido en libertad plena de reestructurarse.

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

One Comment
  1. Avatar

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *