Tragicomedia de Diario Monitor

portada_diario_monitor_tribunal_ratifica.jpgNacido como El Heraldo de México, Diario Monitor cerró sus puertas el pasado fin de semana. La historia es larga, pero quizá los propios trabajadores la dibujaron mejor al lanzar un pronunciamiento el pasado primero de mayo, que difundió el Área de Comunicación y Visibilidad de Cencos, y que reproducimos a continuación:

Comunicado de medios en el marco del día internacional del trabajo.

•Los empleados del rotativo cumplimos 5 meses sin recibir el pago de los salarios devengados

•La venta de los activos de Grupo Monitor a la PGR tiene como trasfondo destinar esos recursos a las cuentas personales de José Elías Gutiérrez Vivó, presidente del Grupo. No existe ninguna garantía de que el dinero obtenido se utilice para pagar los millonarios adeudos laborales, más aún cuando la JLCA ha dilatado intencionalmente los embargos precautorios.

•Si el narcotráfico es un riesgo para la integridad de los trabajadores de los medios de comunicación, la actuación de José Elías Gutiérrez Vivó, ubicado actualmente por sus esbirros en los Estados Unidos, es similar a la del crimen organizado.

Pronunciamiento:

A 119 años de que la Internacional Socialista declarara, en París, el primero de mayo como el día internacional del trabajo, en nuestro país, los trabajadores de Diario Monitor padecemos la peor explotación, represión e injusticia que se haya registrado en la historia de los medios de comunicación impresos, y la cual no debe quedar impune, y mucho menos debe ser soslayada.

Quienes laboramos en Diario Monitor estamos convencidos de que si en la actualidad el Narcotráfico es una amenaza real para la integridad física y psicológica de los periodistas, también lo es la actuación de gánsters como José Elías Gutiérrez Vivó, presidente de Grupo Monitor, quien con su política antilaboral aplasta los derechos humanos laborales.

Este miércoles 30 de abril de 2008, el personal administrativo y editorial de Diario Monitor cumplimos 5 meses sin recibir los salarios devengados, lo que contraviene lo establecido en el artículo 99 de la Ley Federal del Trabajo, que a la letra dice: “El derecho a percibir el salario es irrenunciable. Lo es igualmente el derecho a percibir los salarios devengados”.

Compañeros de los medios de comunicación, en la conmemoración de una fecha histórica para los obreros del mundo, justo este día, en que recordamos a los Mártires de Chicago, de Cananea y de Río Blanco, es preciso insistir en recordar también las cifras de este crimen abominable cometido por José Elías Gutiérrez Vivó, quien a partir de que compró, a finales de 2003, El Heraldo de México, S.A. de C.V aplastó los derechos humanos laborales de los trabajadores de la publicación, hoy denominada Diario Monitor.

Aquí el saldo de la impunidad al 1 de Mayo de 2008:

•5 Meses sin pagar salarios (del 1 de diciembre de 2007 al 30 de abril de 2008)
•4 meses y medio sin pagar el aguinaldo correspondiente a 2007
•Más de 1 año sin que pague adeudos al FONACOT.
•3 años y 2 meses sin que Gutiérrez Vivó pague al INFONAVIT las cuotas y los descuentos de créditos al INFONAVIT
•3 años y 2 meses sin que pague cuotas al IMSS
•7 meses sin que los ex trabajadores despedidos injustificadamente reciban el pago de sus liquidaciones
•6 meses “congeladas” las decenas de demandas laborales en su contra.
•4 años y 6 meses de permanente represión laboral.

Los trabajadores y ex trabajadores de Diario Monitor anunciamos que ante el silencio de las autoridades laborales mexicanas a nuestras demandas, recurriremos a todas las instancias internacionales para ventilar nuestros justos reclamos.

No obstante, seguiremos insistiendo en exigir justicia a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), que preside Jesús Campos Linas, para agilizar el proceso de las decenas de demandas laborales en contra de José Elías Gutiérrez Vivó.

Enfatizamos nuestro rechazo a la venta de los activos de Grupo Monitor a la PGR, porque al hacerlo, quedará cancelada toda garantía de que pagará los millonarios adeudos laborales.

Por ello, exigimos a la JLCA acelere los embargos precautorios de los bienes y las propiedades de Grupo Monitor para evitar que el seudoempresario destine esos recursos a sus cuentas personales y burle, como es su costumbre, las leyes vigentes.

Finalmente, urgimos de nueva cuenta a la SHCP para que inicie una investigación por evasión fiscal en todas las empresas de José Elías Gutiérrez Vivó.

Marcelo Ebrard Casaubon, Jefe de gobierno de la ciudad de México
Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de la República

¿Por qué proteger a José Elías Gutiérrez Vivó?
¿Que les impide proceder legalmente en su contra?
¿Por qué alentar la impunidad?

Consideramos que la credibilidad en las acciones de gobierno se gana con la impartición pronta y expedita de justicia, no con el silencio cómplice y mucho menos con la aceptación de loas de un arribista y antinacionalista “comunicador”.

Toda la información aquí descrita es fácil de comprobar con cualquier trabajador de Diario o Radio Monitor.

Hasta aquí el comunicado de los trabajadores, que en efecto, en muchas de sus partes es posible comprobar con trabajadores y excolaboradores de Gutiérrez Vivó.

Sin embargo, este empresario asegura que todo es un “complot” del gobierno por su línea crítica:

En su portal se puede leer un mensaje, fechado el 27 de enero, donde Gutiérrez Vivó habla de “la lista de señales obvias de lo que no lo puedo entender más como una venganza contra nuestra empresa, de nuestros 34 años de servicio sin filiación política y el destino económico de más de mil familias confirma el origen de esta acción, que se vivió en México en tiempos que se supone eran pasado o habían pasado y coloca a México una vez más en un retroceso probado de nuestro deterioro”.

La redacción imperfecta, se supone, obedece a que mientras escribe las líneas,  “un grupo de ejecutores de la Secretaría de Hacienda, acompañados de la policía del Distrito Federal los cuales, ingresaro a nuestro edificio sin orden judicial, están recorriendo libremente esta editorial, El Heraldo de México, para seleccionar lo que van a sustraer de esta empresa informativa”.

Para el director de Grupo Monitor, la causa de que perdiera sus emisoras de radio, de que no pagara a los trabajadores y de que se fuera a la quiebra Diario Monitor radica en que el “Sr. Andrés Manuel López Obrador, sin aviso previo usó nuestros micrófonos en una mesa de trabajo dedicada a los problemas urbanos para anunciar su candidatura”.

Según él por la misma razón el Sindicato de Trabajadores de Radio y Televisión cerró las instalaciones radiofónicas el 23 de mayo de 2008, con una huelga por la gravosa demora en el pago de salarios.

Pero incluso el periódico La Jornada, afin a López Obrador, publicó el 2 de julio de 2007 que “en el Diario Monitor también existen problemas laborales, como atraso generalizado en el pago de dos a cuatro quincenas, por lo que trabajadores han presentado demandas ante tribunales competentes y han señalado el incumplimiento de la empresa con instituciones como el Infonavit y el Seguro Social.

“A raíz de los reclamos se realizaron negociaciones conciliatorias entre los empleados y la representación patronal en la Secretaría del Trabajo del gobierno capitalino y, según detallan las minutas respectivas, la compañía argumentó que no contaba con recursos para cubrir los salarios atrasados y pidió tiempo para poder hacerlo.

“Los asalariados habían considerado realizar una demanda colectiva, la cual no se concretó, por lo que la presentaron de forma individual.”

Es una lástima que un periódico cierre sus puertas y sobre todo en las circunstancias que lo hizo Diario Monitor, con años de desgaste para sus reporteros y personal, que habían puesto su talento y entrega al servicio de un proyecto que avizoraban exitoso.

Es cierto de Gutiérrez Vivó hizo muchas aportaciones al periodismo radiofónico y que se convirtió en un importante líder de opinión, pero el menosprecio hacia sus trabajadores se volvió contra él.

Hay centenares de historias personales que se convirtieron en tragedias por la falta de pago y trato digno en su lugar de trabajo. ¿El señor Gutiérrez Vivó se quedó alguna vez sin quincena? ¿Vendió su colección de autos antiguos? Esas son algunas de las preguntas que se hacen sus exempleados.

Atribuirle su drama a una declaración de López Obrador, sin embargo, convierte esto en un tragicomedia.

Perla Oropeza

82 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *