Y nadie sabe, nadie supo

EJERCITO

Ahora resulta que la estrategia bipolar es la de nadie sabe, nadie supo.
La muerte de los dos estudiantes del Tec de Monterrey, ocurrido el pasado fin de semana en las inmediaciones del campus en la Sultana del Norte, constituye en sí misma otra deuda de las autoridades con la sociedad, porque además de no cumplir cabalmente con su tarea de otorgar seguridad a los ciudadanos, ha facilitado que lo ocurrido quede bajo la sombra de la sospecha.
El problema es que la piel de algunas autoridades es tan sensible que no admite críticas, y lejos de tomarlas como una preocupación social, las toman más como agresión y no como una percepción real de los ciudadanos de a pie, de la calle.
El desgaste que han resentido el Ejército y personal de la Armada de México en esta cruzada gubernamental contra el crimen organizado, criticada duramente por distintos sectores sociales por considerarla una “estrategia fallida”, aumentó sobremanera por las contradicciones en que han incurrido las autoridades judiciales federales en el enfrentamiento en el Tec de Monterrey.
Pero este hecho no fue aislado. Tras la masacre de hace unas semanas en Ciudad Juárez, Chihuahua, la primera versión que dieron las autoridades -incluido el titular de Gobernación- era que se trató de jóvenes pandilleros. Más tarde vino el usted disculpe, las sentidas condolencias y el despliegue de todo el aparato del Estado para atender la situación de los juarenses.
Tras el enfrentamiento en el campus del Tec de Monterrey -que se sepa no hubo detenidos- el martes, el procurador de Nuevo León, Alejandro Garza y Garza, aclaró debidamente que la información que sirvió de guía para el gobernador Rodrigo Medina fue la que entregó la Procuraduría General de la República, que a su vez fue integrada con reportes de la Secretaría de la Defensa.
En las primeras horas hubo una serie de equívocos que pusieron en ridículo al propio rector Rafael Rangel Sostmann, quien primero afirmó que no había heridos del Tec y luego debió disculparse. Consternado por esa situación, Rangel Sostmann tiene razón en decir que las autoridades han mantenido una actitud poco transparente en las investigaciones.
El hecho que sostiene el procurador Garza Garza es que la primera fuente de la información fue el Ejército.

Lugar equivocado
Lo grave es que ya nadie sabe cuántos casos se han dado de personas inocentes y ajenas a los enfrentamientos que caen abatidas y son etiquetadas como delincuentes. Y no se vale que se diga que estaban en el lugar incorrecto y en la hora inadecuada; este delicado tema no puede tratarse como una cuestión de suerte. ¿O no?
Ahí está la propia versión del secretario de Gobernación, de que a los jóvenes del Tec les tocó estar del lado de los soldados.
De cierto modo la CNDH planteó que las fuerzas armadas han mostrado que no tienen la preparación adecuada para este tipo de eventos, pues no dan prioridad a la vida de los civiles.
Como siempre, a los ciudadanos, a la sociedad de a pie le toca la peor parte.

El 911
En el Ejército saben que este tipo de eventos abonan a la pérdida de confianza en la institución, a la cual siguen cargándole tareas que deberían realizar otras instituciones. Pero algo pasa en el Ejecutivo, porque nadie se atreve a realizar las reformas legales que hacen falta. Y es que se libra una guerra que no es guerra, y ya son más los muertos que el terreno ganado al crimen.
Aunque se enoje you know who, los mexicanos no están en contra de que se combata la delincuencia, ¡por favor!, pero tampoco puede reducirse todo a que la guerra anticrimen sea el legado de una persona. Eso es arrogancia.
Pero cómo estarán las cosas que las propias autoridades militares mexicanas confesaron a sus homólogos estadounidenses que “el país está en llamas”.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
a) Con al menos 14 puntos de ventaja en las preferencias electorales sobre su más cercano contrincante, Carlos Joaquín González pidió licencia para competir por la candidatura del PRI a la gubernatura de Quintana Roo. De acuerdo con la encuesta más reciente de la firma Nodo, Investigación y Estrategia, de Luis Woldenberg, Joaquín está arriba 14 puntos sobre el priista Roberto Borge Angulo y otros 14 puntos sobre quien podría ser su adversario en las urnas, el aliancista Gregorio Sánchez, del PRD, actual alcalde del municipio de Benito Juárez.
b) Buenas noticias en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), ya que en las tareas de la comunicación social ya trabaja don Arnulfo Domínguez, prestigiado y serio comunicador con una trayectoria que sin duda ayudará en mucho a la noble institución académica.
c) El viernes, el rector José Narro encabezará la sesión ordinaria del Consejo de la UNAM. Entre los temas importantes se aprobará la creación de la Licenciatura de Ciencias de la Tierra, se revisará la cuenta pública, y se abordará un tema de seguridad en la casa de estudios.
d) El doctor Norberto Tapia ya despacha como director general de Televisión Educativa (DGTV) de la SEP, en el equipo del maestro Alonso Lujambio. El sí sabe cómo hacerlo, ¿no?

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
Oraciones calderonianas:
Aportación involuntaria de mi amigo Gerardo Albarrán de Alba: Leído en Twitter: “san Timoteo, líbrame del tiroteo; san Mateo, líbrame del bloqueo; san Vicentón, líbrame del levantón; santa Constanza, que no me toque matanza…” (cortesía de Elia Baltazar)

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *