Café para Todos: Yuawi en el Infierno de Dante

Por Alberto Carbot, director de la revista Gente Sur.

Resulta una verdadera vergüenza que la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE), haya rechazado la solicitud del Partido Morena contra los promocionales de Movimiento Ciudadano que muestran a un menor cantando un estribillo pegajoso -pero sin que presente ninguna propuesta- y se le exhiba únicamente “como una mascota”, de acuerdo al titular de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), Juan Martín Pérez.

La negativa a retirar el spot se basa en la supuesta conformidad -tanto de los padres del niño Yuawi, como de éste-, para que su imagen sea usada para promocionar al llamado “Movimiento Naranja”.

Parece que tanto Lorenzo Córdova como los demás consejeros que perciben millonarios sueldos por supuestamente garantizar  la transparencia y probidad de los procesos electorales, continúan pensando que los mexicanos carecemos de cerebro, y a pesar que desde octubre pasado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) afirmó que era procedente suspender un spot que mostrara imágenes de menores de edad como recurso propagandístico, hoy desestimaron la queja por los mencionados promocionales.

Al respecto, la consejera del INE, Pamela San Martín, afirmó en una entrevista que los spots con menores de edad pueden anularse “únicamente si pusieran en riesgo el interés superior” de los menores de edad.

De acuerdo a San Martín, pueden aparecer menores de edad en la propaganda de los partidos políticos “pero se establecen ciertas medidas de cuidado, precisamente porque es necesario proteger los derechos de la infancia, aunque también es un derecho de los niños poder decidir que quieren aparecer”.

O sea -de acuerdo al INE-, cualquier niño que así lo desee, puede prestarse para hacer spots propagandísticos, si cuenta con la autorización de sus padres, por lo que además de toda la basura electoral que nos espera, todavía tendremos que soportar los anuncios del partido propiedad de Dante Delgado Ranauro, exgobernador interino de Veracruz.

A muchos parece olvidárseles que fue procesado y encarcelado en el penal de Pacho Viejo de 1996 a 1998, acusado de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos por 55 millones de pesos, de acuerdo con las pruebas presentadas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz. No cabe duda: una caterva de ex presidiarios que hoy tratan de vender esferitas naranja entre los electores y abusar de la niñez, escudándose en preceptos a su conveniencia, avalados por el INE.

Granos de café

El Premio Miguel de Cervantes, que desde 1976 reconoce la obra de los más connotados escritores de Latinoamérica y España, cuya contribución al patrimonio cultural haya sido decisiva, le será entregado el próximo 23 de abril, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, al notable literato nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, de 75 años, como justo reconocimiento a una larga carrera en las letras, que inició a los 14 años, en 1956, cuando publicó su primer cuento La Carreta-Nagua.

La historia era una versión de la leyenda nicaragüense, que fue avalada por el poeta Pablo Antonio Cuadra, para publicarse en el suplemento cultural del diario La Prensa de su país.

El galardón -que en términos coloquiales se considera como el Nobel español de literatura-, le fue entregado en su primera emisión, al poeta y crítico español, integrante de la Generación del 27, Jorge Guillén Álvarez y desde entonces 20 latinoamericanos han sido reconocidos con esta distinción, entre ellos Alejo Carpentier, Francisco del Paso, Jorge Luis Borges, Juan Carlos Onetti, Carlos Fuentes, Fernando del Paso, Octavio Paz y Mario Vargas Llosa. Sin embargo, Sergio Ramírez se ha convertido en el primer escritor centroamericano en obtener este reconocimiento.

Sus comentarios envíelos al correo gentesur@hotmail.com

Foto: Quadratín (cortesía).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *