Firmas hechizas

Desde que el INE detectó que buen número de firmas para apuntalar a candidatos independientes son hechizas, el desencanto es lo menos que enfrentarán los que buscan el voto ciudadano. Parece que la maldición de “el que no tranza no avanza”, no la podemos erradicar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *