¿En serio, se acabó el Día del Presidente?

Por Jesús Sánchez, periodista independiente jesama55@gmail.com

Como suponemos que ya se acabó el Día del Presidente y que este primero de septiembre resultará absurdo hablar de buenos resultados donde no los hay, entremos en materia.

Que nadie se haga ilusiones. En lo económico el próximo año seguirá del nabo, de la tiznada o póngale el adjetivo que prefiera, aunque sin descartar una recuperación incipiente; en lo político prepárese porque lo más seguro es que las campañas para elegir gobernadores, diputados federales y alcaldes se mezclarán indistintamente con la eventual consulta para enjuiciar a los ex presidentes de la República.

Agende estas fechas. El 6 de junio de 2021 acudiremos a las urnas para participar en las mega elecciones federales y locales, pero será hasta el primer domingo de agosto, dos meses después, cuando eventualmente podríamos ser convocados otra vez a votar en la consulta para definir si habrá juicio o no a los ex presidentes.

Lo que debe quedar claro es que no hay manera de que la consulta se realice al mismo tiempo que las elecciones previstas. No hay que mezclar naranjas con membrillos. Las autoridades del INE lo tienen muy claro desde el punto de vista jurídico, así es que cualquier declaración que se haga planteando que estos dos eventos se pueden juntar en una misma fecha, será pura demagogia.

Cuaje o no la consulta, pues falta conocer la iniciativa debidamente respaldada, desde ahora ya puede considerársele una de las banderas estrella con las que se estará colgando #YaSabenQuién de la boleta electoral.

Frente a los estragos de la pandemia, ni siquiera las increíbles revelaciones de Lozoya han servido para demostrar que la lucha anticorrupción va en serio.

Y no es broma, con eso de que en las mañaneras uno día sí y otro también se declara que “ya se acabó la corrupción”; que “está bajando a inseguridad”; y que estamos tan bien que hasta vamos a patentar la “vacuna de la recuperación económica”, entonces lo único que les queda es el show político más grande de nuestro tiempo, el juicio a los villanos favoritos.

Parece que en el primer nivel del gobierno a nadie le preocupa el desplome del crecimiento económico del -12.8 por ciento; tampoco los millones de empleos perdidos ni siquiera que 9 millones engrosarán las filas de la pobreza, mucho menos el cierre de miles de empresas.

Lo que les preocupa en perder fuerza en el Congreso y continuar con las obras estrella, aunque muchos las ven como un fracaso anticipado.

Tarjetazos de Melita Peláez

1.- Por un pelo de rana.

Gerardo Fernández Noroña encontró la principal resistencia a sus sueños de presidir la Cámara de Diputados, entre los dirigentes de Morena.

El fin de semana los aliados se trenzaron en descalificaciones que mostraron el lado oscuro de la política.

Parece que de nada le sirvió al grupo del PT -partido al que pertenece Manuel Bartlett- haberse ido de compras para convertirse de facto en la tercera fuerza política en San Lázaro.

La emoción de saberse la tercera fuerza política, le duró muy poco tiempo al PT porque alguien convenció a Manuel López Castillo de que reculara para volver a las filas de Morena. Hasta anoche el PT y el PRI tenían el mismo número de legisladores, 46 cada uno.

De paso la maniobra de reincorporar a López Castillo evitó que Morena perdiera la mayoría calificada.

Es evidente que los morenistas desconfían de Fernández Noroña pues creen que podría salírseles del huacal. Si hubiera ganado Fernández Noroña estaría insufrible, si pierde, también.  

Todo pinta para que los priistas asuman hoy la mesa directiva en San Lázaro, mientras en el PT comen sapos. Ya se verá. Por lo pronto, en Morena se la han pasado repartiendo bolillos, para el susto.

2.- En el Senado todo está planchado, no habrá sorpresas y la mesa directiva será presidida por el chiapaneco Eduardo Ramírez.

Los que saben dicen que Lalo Ramírez se apunta para buscar el gobierno de Chiapas en 2024, gracias a los oficios de Manuel Velasco, al empujón de Ricardo Monreal y a las bolsas de papel de estraza con los atentos saludos.

Malo para Zoé Robledo que desde el IMSS esperaba completar lo que comenzó su padre, el efímero ex gobernador Eduardo Robledo.

3.- Vaya vaya, los tiempos están cambiando. No hace falta carrera política para dirigir un partido como Morena, con ser influencer. ¿Y entonces qué, el doctor Molécula de secretario general?

4.- Los Chuchos y lo que queda del PRD.

Jesús Zambrano será presidente del PRD pero a diferencia de los años de gloria, esta vez tiene como misión evitar que el PRD desaparezca definitivamente en las elecciones de 2021.

5.- ¿Será cierto que el Informe Presidencial es un resumen ejecutivo de las mañaneras?

6.- Memelandia. ¿Y en qué se gastaron los guardaditos?

7.- El presidente de GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez y Andrés Díaz Bedolla, cofundador de Atomic88, la aceleradora de negocios de Alibaba.com en México, firmaron un acuerdo de cooperación para certificar empresas y formar líderes en la transformación digital.

El objetivo es la generación de nuevos productos y materiales de certificación tales como el trabajo a distancia y su regulación; nuevas organizaciones productivas; flexibilidad laboral y subcontratación, así como en temas legales e impuestos en plataformas digitales, Fintech, T-MEC, Fiscal Web, Blockchain, firma electrónica y transformación digital, así como la  administración y protección de datos. 

0-0-0-0-

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *