Debate mediático

debate.jpg Los cinco candidatos a la presidencia de la República acudirán al segundo debate previsto para el martes 6 de junio. Desde ahora las percepciones generales son que los tiradores “van a darse con todo”, pues existe la “creencia” de que quien resulte menos raspado logrará una ventaja significativa en la contienda.

Éste es el resultado de lo que ha generado la guerra mediática, la cual justifica que en la competencia por la silla presidencial se vale de todo.

Pero los think tankers de los candidatos están preocupados porque las propuestas se quedan en el camino y como hace seis años comienzan a generar expectativas de pasar de Foxilandia a otro mundo feliz, que a la hora de la hora tampoco resuelva las necesidades de mejor calidad de vida de los mexicanos.

El bajo rating (nivel de audiencia) que tuvo el primer debate, fue un golpe bajo de los potenciales electores a los candidatos. La presencia de Andrés Manuel López Obrador en el foro podría aumentar la expectación, pero más que un ejercicio para contrastar propuestas, lo que se espera es que literalmente se “agarren de la greña”.

El posdebate también tiene sus asegunes porque es de esperarse una nueva andanada de las encuestadoras que generará nuevas burbujas para dar ganadores.

Los escenarios

Por ahora, los estrategas de los candidatos ya toman sus previsiones y evalúan los escenarios del debate.

1.- Andrés Manuel López Obrador no sacará una chachalaca de su chistera. Eso aseguran.

2.- Hay dudas de si Roberto Campa Cifrián hará otra “jugada maestra”. Como la de exponer públicamente información fiscal de Roberto Madrazo so riesgo de que el SAT no sólo le jale las orejas.

3.- Felipe Calderón no llevará banquito. Los técnicos hacen milagros para que el podio del panista esté a la altura.

4.- Roberto Madrazo espera que no se le vayan encima todos, como le ocurrió con Calderón y Campa.

5.- Patricia Mercado mantendrá su estrategia de ir al monólogo, sin ver ni oír a los otros, al fin y al cabo le resultó en el primer debate.

6.- También se hacen pronósticos para que López Obrador no “batee” las preguntas de la moderadora y que tampoco use la frase “amor y paz, lo que diga mi dedito”.

7.- Podrá apreciarse hasta dónde llegan las coincidencias entre Madrazo Pintado y López Obrador contra la elección de Estado. El papel incómodo lo llevará Calderón.

8.- De confirmarse esa alianza informal entre los “primos hermanos”, la pregunta es si entrará Campa al quite para respaldar al michoacano.

9.- Un dato curioso, tres de los cinco candidatos tienen como raíz al priismo.

10.- Se espera que la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) tenga una mejor organización.

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *