Nuevas alianzas

monumento-a-la-revolucion.jpg      La prueba del ácido para el presidente Felipe Calderón y el PAN está a la vuelta de la esquina. El escenario es el Congreso de la Unión.

Pronto podría concretarse una fuerte alianza entre los opositores de los partidos integrados al Frente Amplio Progresista (PRD, Convergencia, PT) y PRI -junto al PVEM- para aprobar la Reforma del Estado. De ser así, el PAN sufriría otro revés del que difícilmente se repondrá.

De ahí la trascendencia de la comida que tuvieron los coordinadores Javier González Garza, Carlos Navarrete, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón en el restaurante El Cardenal. Héctor Larios se perdió de un buen menú.

Dos panes

En los últimos años, la Reforma del Estado ha sido un lugar común donde se concentran los reclamos de la sociedad y sus representantes populares, para establecer reglas modernas para la transformación del régimen político mexicano.

Lo más sorprendente ha sido que todos los actores políticos han coincidido en que esos cambios son urgentes, pero nadie ha querido asumir los costos.

Las bases para esas reformas de tercera generación fueron aprobadas hace unas semanas por todos los grupos partidistas en el Senado de la República, incluido el PAN -en la Ley para la Reforma del Estado-, cuya minuta hoy está en el terreno de la Cámara de Diputados. Por eso llama la atención la resistencia de los panistas en San Lázaro. Hoy descubrimos que hay más de un PAN.

La Reforma del Estado podría ser aprobada con una votación dividida y los diputados del PAN quedarían al margen.

La condición política del PAN en el poder ha comenzado a mostrar más miedos que razonamientos. Lo curioso es que hace dos Legislaturas, cuando Vicente Fox era presidente, los panistas propusieron una Reforma del Estado bajo el principio “del impulso fundacional… a la alternancia en el gobierno”.

Ley Beltrones

Con todos los peros con los que se quiera envolverlas, las dos grandes reformas generacionales que permitieron el pluripartidismo y la alternancia del poder en México se dieron en el régimen del PRI.Manlio Fabio Beltrones recuerda que la reforma de primera generación surgió con la LOPPE, lo cual permitió que el Partido Comunista saliera de la clandestinidad.

“Comenzamos a escuchar los gritos en las calles pero dejamos de oír el sonido de las bombas”, así lo ilustró en ese entonces Fernando Gutiérrez Barrios.

La reforma de segunda generación, hace unos 16 años, dio paso a la autonomía y creación de lo que hoy conocemos como Instituto Federal Electoral y a la aprobación del Cofipe y de la entrada estelar del nuevo órgano calificador de los comicios, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación -antes Trife.

Pero hoy, cuando se presenta la posibilidad de pasar de un gobierno dividido a otro compartido, es el PAN el que más miedos refleja.

Y por eso la etiquetaron como la Ley Beltrones, que dicen tiene la intención de pavimentarle el camino al sonorense para la presidencial de 2012. Pretextos, todos.

Cambian papeles

En 2003, el entonces jefe de la bancada albiazul -de la que formó parte Felipe Calderón-, Alejandro Zapata Perogordo, reconoció que luego de tres Legislaturas “la Reforma del Estado sigue siendo uno de los grandes pendientes de la Cámara de Diputados, debido a que como ya es común en estos temas, las posiciones políticas y las conveniencias de partidos políticos como el PRI, sólo han servido para obstaculizar una reforma que el país requiere, aunque parezca irónico, de manera urgente”. Cuatro años después parece que los actores cambiaron sus papeles.

La cuestión es que el país se merece que la política y los políticos evolucionen.

Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

a) En el Foro Empresarial de American Chamber, el exvocero Rubén Aguilar abandonó un rato las aulas de la Ibero y se dejó ver. Pero nadie le hizo fiesta. Nadie.

b) Los ministros de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, José de Jesús Gudiño y Mariano Azuela programaron el desahogo -en tres meses- de 88 casos pendientes. Algunos tienen que ver con inconstitucionalidad o invasión de esferas. Entre esos temas están la Ley de Competencia Económica; Ley Federal de Telecomunicaciones; Ley para la Defensa del Contribuyente y la Ley Televisa.

c) Las expectativas de Ivonne Ortega para ganar los comicios en Yucatán son muchas. Sólo tiene un problema. Su principal representante ante los medios de comunicación tiene un récord impresionante, todos los candidatos con los que ha trabajado en los últimos 15 años, han perdido. Pero él no.

d) La diputada Beatriz Pagés Llergo Rebollar presentó en San Lázaro una iniciativa para adicionar al Artículo Segundo Constitucional la declaración del español y de las lenguas indígenas como patrimonio cultural de la nación.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Dícese que a Felipe Calderón le interesa más la elección de Michoacán que la de Yucatán. Por eso ya blindó a su candidato, Salvador López Orduña. ¿Será otra elección de Estado?

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO) 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *