Revancha, de telenovela.

fox-disney-2.jpg

Publícalo pero no se lo cuentes a nadie.

La pareja (ex)presidencial, Vicente Fox y Martha Sahagún, no dejará la ruta del escándalo por más que pretenda seguir en el sha-la-la.

Los únicos que continúan viviendo en Foxilandia son ellos y algunos de sus amigos del primer círculo, que mantienen el adoratorio y siguen llamándole “presidente”.

Más allá de las declaraciones lapidarias que hizo Lino Korrodi de Chente y Marthita, existen varios pendientes de la conducta poco republicana y hasta gandalla en el manejo del poder.

Es más, si en realidad Germán Martínez Cázares aspira a competir en serio por la dirigencia nacional del PAN, debería desentrañar el sospechosismo que hay sobre los manejos indebidos de los recursos públicos en el sexenio foxista antes de dejar la Secretaría de la Función Pública.

Hace unos días, Martínez Cázares dijo en una entrevista con Fernando Ramírez de Aguilar que no se puede hablar de impunidad cuando los casos aún no han sido cerrados.

Cierto, pero la lista de pendientes es larga. Ahí están los casos de la Megabiblioteca, Enciclomedia, de Juan Bueno Torio; Pemex; ISOSA; las donaciones de la SHCP de bienes decomisados hacia la Fundación Vamos México; el Seguro Popular, etcétera.

Si no va a fondo, Martínez Cázares pasaría simplemente como otra de las tapaderas sexenales que ni siquiera pudo atrapar charales en las redes de la secretaría de la decencia y las buenas costumbres de la administración pública.

Madruguete

En el terreno de la muy cívica y harto burocrática administración pública, otro desacuerdo puso tierra de por medio entre el secretario del Trabajo, Javier Lozano, y el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard.

Se ve que no se caen muy bien, y eso quedó ampliamente demostrado tras conocerse la propuesta de Marcelo para instaurar el seguro contra el desempleo en la ciudad de México.

La oposición de Lozano no fue porque se tratara de otro sueño guajiro, sino porque Ebrard madrugó la idea, que manejó como carta fuerte en su informe de labores.

Dicen los que todo lo saben y lo que no lo inventan, que Lozano preparaba el anuncio de una iniciativa del seguro contra el desempleo en todo el país, que populista o no, funciona en un importante número de naciones desarrolladas.

Dicen que Lozano tenía a su equipo de asesores trabajando a todo vapor, pero se le adelantaron.

El problema logístico va a verse cuando la mayoría de los comerciantes ambulantes -informales, por supuesto- demuestren que no tienen un empleo formal, y no sólo desde diciembre de 2006 a la fecha, sino desde mucho tiempo antes.

Marcelo tendrá que buscar de dónde saca unos 500 millones de pesos para mantener su promocional. Pero, si Calderón habrá de ser el presidente del empleo “temporal”, Marcelo será el reinventor del mejoralito.

Espotocracia

Los legisladores no se detendrán sólo en el replanteamiento de las reglas para la compra de espots para las campañas políticas.

Con el arranque de los trabajos de la comisión plural para revisar la Ley de Radio y Televisión, otros puntos que se pondrán sobre el tapete del debate tienen que ver con las concesiones.

Pablo Gómez anticipó que los legisladores harán otro esfuerzo para intentar acabar con las prácticas duopólicas en el terreno de la televisión. Ello no significa retirar las concesiones -dijo el perredista durante una mesa de debate plural organizada por el Canal 11- sino diversificarlas, aumentando la competencia.

En ello coincide también Santiago Creel, quien afirma que hay que abrir la competencia, que haya más jugadores.

La reforma a la Ley de Radio y Televisión es hoy la parte medular de la confrontación entre los concesionarios de los medios electrónicos con los representantes partidistas en el Congreso.

Difícil será hacer que los concesionarios no crean que están pasándoles la factura. Con sus notables excepciones, algunos concesionarios dejaron de lado el argumento sereno y contundente para refugiarse en el insulto. Como si no se supiera que por décadas han existido medios que viven como aplaudidores del gobierno en turno y, por tanto, sus presupuestos dependen de lo que les da el gobierno.

El problema a futuro será el revanchismo. Hay quienes sostienen que Manlio Fabio Beltrones, autor de la iniciativa para la nueva legislación electoral, estaría vetado en 2012 por la radio y la televisión, por el hecho de proponer “corregir lo que no ha funcionado”, reformas de tercera generación. El mismo sospechosismo lleva a pensar que aquellos gobernadores que se oponen a aprobar la reforma electoral, como los de Coahuila, Sonora y Aguascalientes, Humberto Moreira, Eduardo Bours y Armando Reynoso, tendrán asegurado el limbo de la espotocracia. O como habría dicho Enrique Peña Nieto, “tan bien que íbamos”.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza

1) Desliza Manuel Espino que a lo mejor busca la reelección en la dirigencia nacional panista. Debería decir cómo y con qué, ya que las derrotas de otros se las han cargado a su cuenta, como han sido los casos de la debacle en Veracruz, Oaxaca y Yucatán.

Es más, el triunfo de Lupillo Osuna en Baja California se lo colgaron al gobernador, y no a Espino.

En la reciente reunión de los dirigentes estatales panistas con Calderón trascendió que le pidieron al number one hacer algo para evitar otras derrotas como la de Michoacán, en donde ya ven en la lona a Chavo López Orduña, y en las municipales de Oaxaca.

2) Si de televisión se trata, no se pierda a la pintora Martha Chapa en la serie El sabor del saber, que se transmite todos los viernes al mediodía a través de TV Mexiquense.

3) Carlos Slim comenzó a pisar callos con su modelo de servicio salud. Nada que ver con las similitudes ni con el rey de los hospitales.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– Ya no se sabe quién encabeza la guerra de las vanidades. ¿Quien dijo yo?

Jesús Sánchez Martínez (Recuento Político / EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *