¡Llegó la hora!

keniamalikobama.jpg

¡Por fin! En unas horas Barack Obama tomará posesión como el presidente de Estados Unidos número 44 .  Por el solo hecho de ser el primer afroamericano en llegar a ese cargo, en un país donde hace apenas cuatro décadas los negros no tenían derecho al voto, ya resulta un acontecimiento extraordinario.

Pero además es un respiro para el mundo, porque sustituirá a uno de los presidentes estadounidenses más impopulares y denostados no sólo fuera de su país, sino dentro de sus propias fronteras, por las que el propio Obama ha llamado “políticas fallidas” en prácticamente todos los rubros.

Ésta es quizá la asunción presidencial de EU más esperada por el mundo, por el carisma de Obama, pero también porque la economía global en crisis necesita ver la luz al final del túnel. Y el nuevo presidente representa la esperanza para muchos y podría renovar la confianza en los mercados.

kenia-obama-1.jpg

Aun antes de llegar al poder, puede verse la eficiencia económica del próximo jefe de la Casa Blanca. Miles de millones de dólares se han movido en la venta de objetos promocionales en todo el planeta. En su natal Hawai y en los diversos sitios donde ha residido se han creado circuitos turísticos. En la lejana Kenia, donde viven aproximadamente 300 de sus parientes paternos, su nombre es utilizado para atraer visitantes, con la consecuente derrama económica que eso significa.

Un ejemplo de lo anterior puede verse en la foto publicada por The Washington Post, donde se observa un letrero que apunta hacia el sitio de la tumba del “great-great-great-grand father”  de Barack Obama.

Ojalá que Obama cumpla con la mitad de las expectativas que ha creado. Eso sí que sería un fenómeno.

Perla Oropeza

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *