Calientito el ambiente preelectoral 2016; Duarte de Ochoa no se fue

Cuando sus detractores daban por hecho que pediría licencia, el gobernador veracruzano apareció ante los medios no para renunciar sino para dar su versión y defenderse.

Pero en el ojo del huracán de las descalificaciones y sospechas, Javier Duarte de Ochoa utilizó un recurso extremo para lograr que le crean, se hizo acompañar por su familia.

Luego fue flanqueado por los integrantes de su gabinete. Eso sí, nadie del gobierno federal.

El mensaje, que no ha gastado ni un peso fuera de la ley.

Y encaró a sus detractores y dijo que se han alentado especulaciones con la intención de confundir a la opinión público.

Y declaró: “Quiero afirmar: no he empleado un solo peso fuera de las actividades propias de la gestión de gobierno.”

Y añadió: “no creo en la política del descrédito, de la confrontación estéril no de la condena oportunista. Tampoco obedezco a presiones electoreras.”

También comentó que las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación se están solventando y que contratará un despacho externo para que revisen el ejercicio del presupuesto y no dejar dudas de nada.

En lo que coinciden los expertos en puntos de vista del Chamanic Center es que a Duarte de Ochoa no le dejaron otra que dar la cara, solo.

Encamotados

En Puebla los panistas siguen hechos camote, literalmente.

Aunque está más que cantado que Antonio Gali Fayad, el alfil de Rafael Moreno Valle, pinta para ser el candidato, hay quien asegura que se siente la mano pachona.

Y aunque el PRD no quiso ir en mancuerna con el PAN, cosas extrañas siguen ocurriendo en eso de las alianzas pues el PAN irá del brazo con el PT y el Panal.

Esta semana se define al candidato del PAN. Será Gali, ¿qué no?

En Chihuahua siguen del chongo

Cuando puede le pega y cuando no también. Así es la animadversión que le demuestra el tabasqueño Andrés Manuel López al candidato independiente José Luis Barraza, a quien acusa de ser un calderonista encubierto. En cambio al Peje le reclaman que ha vivido del erario durante más de 15 años. Eso no va a terminar bien.

Y para enredar más las cosas ya se sabe que Jaime Beltrán del Río, el hoy candidato del PRD, renunció al PAN en respuesta a la designación de Javier Corral como abanderado.  Y esto apenas comienza.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *