Ley Atenco, principio de un estado totalitario: Fernando del Paso

Comparte su oposición a la Ley Atenco en el Estado de México, principio, dice, de un estado totalitario que no podemos permitir.

Me da vergüenza venir a denunciarlo a otro país, pero más vergüenza me daría quedarme callado.

Recibe el premio Cervantes a 400 años de conmemorarse la muerte del escritor español, Miguel de Cervantes autor de Don Quijote de la Mancha.

Durante la ceremonia en Alcalá de Henares en la que el rey Felipe (acompañado de Letizia) le otorgó la distinción, el escritor, poeta, dibujante, pintor y diplomático mexicano habló del eterno conflicto entre su mano izquierda y de su mano derecha, de sus escritores preferidos y de la sangre de los escritores españoles que corre en sus venas, pero también habló de lo que aqueja a México. (A Continuación el discurso íntegro en versión de YouTube.)

Imagen de previsualización de YouTube

Fernando del Paso dijo que nació en el ámbito de la lengua castellana, y prueba irrefutable de eso fue su primer llanto cuando vino a este mundo, ¡Oh maravilla! lloré en castellano. Y cuando me río, incluso a carcajadas, me río en castellano y cuando bostezo, toso y estornudo, bostezo toso y estornudo en castellano. Eso no es todo: también hablo, leo y escribo en castellano”.

Al final de su discurso rubricó: Por cierto, también sueño en español. Vale.

Pero también como lo dijo un cibernauta, Fernando del Paso habló sin pelos en la lengua y compartió la preocupación  de un tema que en México ha causado polémica, la aprobación de la llamada Ley Atenco.

Captura de pantalla 2016-04-23 a las 1.58.48 p.m.

 

Las cosas no han cambiado en México

“Las cosas no han cambiado en México sino para empeorar, continúan los atracos, las extorsiones, los secuestros, las desapariciones, los feminicidios, la discriminación, lo abusos de poder, la corrupción, la impunidad y el cinismo. Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza. Pues bien, me trago esa vergüenza y aprovecho este foro internacional para denunciar a los cuatro vientos la aprobación en el Estado de México de la bautizada como Ley Atenco, una ley opresora que habilita a la policía a apresar e incluso a disparar en manifestaciones y reuniones públicas a quienes atenten, según su criterio, contra la seguridad, el orden público, la integridad, la vida y los bienes, tanto públicos como de las personas. Subrayo: es a criterio de la autoridad, no necesariamente presente, que se permite tal medida extrema. Esto pareciera tan solo el principio de un estado totalitario que no podemos permitir. No denunciarlo, eso sí que me daría aún más vergüenza”.

Fernando del Paso también habló de las guinguingas, el neologismo familiar que se refiere a los glúteos, pero aclaró que no estaba ahí para hablar de las guinguingas de nadie, menos las de Don Quijote que debieron estar aturdidas y compungidas, tras tantas y tremendas tundas que le propinaron durante su azarosa profesión caballeril.

Captura de pantalla 2016-04-23 a las 1.57.14 p.m.

El escritor mexicano Fernando del Paso es el sexto mexicano en recibir esta distinción.

También lo recibieron: Octavio Paz (1981), Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005), José Emilio Pacheco (2009) y Elena Poniatowska (2013).

Las obras destacadas de Fernando del Paso son: José Trigo (1966), Palinuro de México (1977), Noticias del Imperio (1987) y Linda 67, Historia de un crimen (1995).

Su producción en poesía, cuento y teatro es abundante y por ello ha recibido otros premios como el Xavier Villaurrutia, Rómulo Gallegos y Alfonso Reyes.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *