La XXII Asamblea del PRI con menos góbers

Si usted ya notó que en el ambiente se deja sentir un extraño silencio de los gobernadores del PRI de cara a su Asamblea Nacional –salvo excepciones- es porque hoy el PRI tiene más comités estatales en la oposición que en el gobierno.

Los priistas nos tenían acostumbrados a que cada Asamblea Nacional los sectores del “partidazo” defendían sus posiciones porque representaban millones de votos y ni se diga el bloque de gobernadores que eran un factor de mucho peso para definir la candidatura presidencial. El presidente de la República se reunía con ellos y les pedía consejo para decidir.

Pero los virreyes se fueron acabando, a algunos de ellos los atacó el desprestigio y comenzaron a ser vistos como prospectos a Almoloya.

Nunca como ahora los negativos se les han acumulado al PRI. Apenas en 2012 el PRI gobernaba en 20 entidades del país y hoy en agosto de 2017, el PRI es gobierno en 14 entidades y una de éstas la podría perder, todo depende de las autoridades judiciales electorales.

Y usted no está para saberlo, pero una de las crisis que no ha resuelto la nueva dirigencia tricolor es la renovación de al menos una docena de dirigentes estatales priistas, que les siguen dando dolores de cabeza.

El año próximo habrá elecciones en 30 entidades del país, además de las presidenciales y la renovación del Congreso, destacan además las votaciones en 9 entidades donde elegirán gobernadores, incluido el jefe de gobierno de la CDMX.

El panorama en eso de las gubernaturas en juego no es tan dramático para el PRI porque se juega solamente dos y confía en retener tanto Yucatán como Jalisco. En el resto de las entidades en juego el PRI es oposición así es que si avanza en alguna (CDMX, Chiapas, Guanajuato, Morelos, Puebla, Tabasco y Veracruz) será ganancia.

A nivel de colores de partido, para el PRI el mapa geopolítico nacional pinta muy feo.

El PRI cuenta con 14 gubernaturas (Coahuila en riesgo); el PAN tiene 11 (incluida Nayarit); el PRD tendría cinco, incluida Quintana Roo que va de la mano con el PAN; el PVEM sigue en Chiapas y el Independiente en Nuevo León. Chéquese, Morena no cuenta con ninguna gubernatura.

Eso sí, las victorias del PRI han sido pírricas y las derrotas estrepitosas.

Y lo peor, a los gobernadores no les ha ido muy bien que digamos.

De las elecciones de 2016, tres gobernadores perdedores están en capilla, Javier Duarte de Ochoa, César Duarte y Roberto Borge; de las votaciones de 2017 ya le echaron el ojo a gobernador saliente de Nayarit, Roberto Sandoval, a ver cómo le va.

A continuación, Aquiles Baeza preparó una miniguía de los gobernadores priistas en funciones:

Alejandro Moreno Cárdenas es el político más sólido del tricolor y podría ser el dirigente nacional; Rubén Moreira tuvo apoyo retardado de su partido; José Ignacio Peralta no hace ruido.

A Antonio Astudillo los problemas de inseguridad en la entidad no le dan tiempo para otra cosa; Omar Fayad es político prospectivo pero en stand by; Aristóteles Sandoval ya se va; Eruviel Ávila ya se vio en el gabinete de su paisano.

Roberto Sandoval, perdió, se va y ya puso sus barbas a remojar; Alejandro Murat está restableciendo el tejido social dañado por la disidencia magisterial; Juan Manuel Carreras metido en lo suyo, la recuperación económica de la entidad; Claudia Pavlovich, también es fortaleza tricolor pero no del grupo de los Tolucos.

Marco Antonio Mena no se distrae en política y está en su tarea administrativa; Rolando Zapata, buen gobernante pero también se va y Alejandro Tello Cristerna, enfocado a la recuperación del estado.

Así van los góbers a la XXII Asamblea Nacional del PRI.

Lavaderus est

1.- En las elecciones para gobernador en 2018 el PRD es el que la lleva de perder. Por diferentes factores podría decir adiós a las gubernaturas de Morelos y Tabasco. Y es el PRI el que se apunta a recuperar terreno.

En Tabasco ya levantó la mano Ady García, una política priista que rompe con el modelo tradicional de los que aseguran que ya les toca. Ady García viene de la cultura del esfuerzo, pero tendrá que enfrentar fuerzas internas como las de Benito Neme, compadre de ya saben quién (que dicen tiene encuestas a modo), Humberto Mayans (que peleará con su hermano) y Georgina Trujillo.

Se pone calientito y Morena espera que la purificación del peje los haga ganar.

2.- Aviso social a tiempo.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó modificaciones a la ley con lo que se castigará hasta con tres años de cárcel a quienes teniendo la obligación de cuidarlos, abandonen adultos mayores o personas con discapacidad en la Ciudad de México.

El dictamen propuesto por la Diputada Elizabeth Mateos adiciona y reforma la Ley de las Personas Adultas Mayores, la Ley para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad y el Código Penal para el Distrito Federal.

Se tipifica el abandono como todo acto de aislamiento o hacinamiento sistemático, permanente, consciente y deliberado hacia las personas adultas mayores, entendidos como una exclusión o como actos discriminatorios o de menosprecio hacia su persona. Así es que ojo, mucho ojo.

Foto: Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *