De Frente y de Perfil: Desgracia tras desgracia

Por Ramón Zurita Sahagún, periodista y director de la Revista Personae

De unas semanas a la fecha, las desgracias se presentan con una inusitada frecuencia en territorio mexicano, pareciera ser que los elementos juegan en contra del país, donde huracanes y terremotos sacuden al país.

Hace varios años que las tan esperadas fiestas patrias no son el remanso de paz que eran antes, donde los mexicanos celebraban la independencia y esperaran la ocasión del grito, para manifestar su patriotismo.

Ahora, las cosas son distintas, ya que los lugares de descanso se ven afectados, en esta ocasión por las lluvias, las depresiones tropicales y los huracanes que afectan esas zonas, mientras que en otros estados (Chiapas, Oaxaca y Tabasco), las consecuencias del sismo de hace una semana no han sido contabilizadas en sus totalidad.

El tan esperado Grito de Dolores que desde Palacio Nacional lanza el Presidente de la República se verá opacado en esta ocasión por tanta tragedia.

De ahí que el presidente Enrique Peña Nieto decidiera cancelar la cena de gala que tradicionalmente se ofrece al cuerpo diplomático y a la que asisten los principales empresarios, políticos e intelectuales y académicos del país.

Lo hizo en solidaridad por los afectados del sismo en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, donde los muertos ya rebasan el centenar de personas y los daños superan los cientos de millones de pesos.

Y es cierto en México no estamos para festejos, ante esta serie de cataclismos que se producen y afectan, principalmente, a los sectores menos protegidos, causando un gran impacto en su economía y en su entorno familiar, enlutando hogares.

Curiosamente, cuando las cosas, en lo político comienzan a ponerse más interesantes, surgen las tragedias, que nada tienen que ver con ello, pero que atraen las miradas por el impacto que tienen.

En el Senado de la República, la fractura entre los cinco senadores (ya son seis con la incorporación de Luisa María Calderón) que no siguieron la línea del partido y eligieron como presidente del Senado a Ernesto Cordero Arroyo lanzan acusaciones en contra del grupo de Fernando Herrera, coordinador de su bancada y de Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del partido.

Los inconformes aseguran que en la pretendida alianza conformada con Movimiento Ciudadano y PRD, dejaron fuera la agenda legislativa del partido, para asumir la del llamado frente opositor, lo que pronto fue desmentido por Fernando Herrera.

El enfrentamiento en el Senado entre los panistas, catalogados unos como calderonistas y los otros como anayistas, parece no tener solución pronta.

Y es que en la conformación del frente opositor, todos los participantes se encuentran sumamente animados, aunque no deciden el método por el que saldrán los principales candidatos, desde el presidencial, pasando por los abanderados de ocho estados y especialmente el de la Ciudad de México.

Son muchos los aspirantes y pocos los espacios que habrá disponibles, aunque de acuerdo a ellos, eso no significará problema alguno.

Por el momento se mantienen los aspirantes de cada uno de los partidos, unos con mayor presencia que otros, aunque existen los favoritos para cada uno de esos cargos que son, en realidad diez.

Los panistas mantienen como sus prospectos presidenciales a los mismos personajes del principio, Margarita Zavala Gómez del Campo, Ricardo Anaya Cortés, Rafael Moreno Valle Rosas, Ernesto Ruffo Appel, Juan Carlos Romero Hicks y Luis Ernesto Derbez y muy distante de ellos a Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato.

En el perredismo impactan Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán y Graco Ramírez Garrido Abreu, gobernador de Morelos, al que se ve muy disminuido en sus intenciones.

Silvano y Mancera mantienen su intención firma y ambos despliegan una gran cantidad de publicidad con motivo de sus informes de gobierno, en tanto que Graco se ve opacado y lejano de esa posibilidad.

Movimiento Ciudadano se mantiene distante de presentar un personaje como aspirante presidencial, aunque tiene su carta fuerte en Ricardo Monreal Ávila, con quien llevarían mano para el gobierno capitalino.

En el caso del presidencial, el PRD se mantiene en la disputa por la candidatura presidencial del frente opositor con Mancera Espinosa, quien el domingo rendirá su V informe de Gobierno, con el que se declarará libre para buscar la candidatura presidencial.

Sin embargo, la gran preocupación no radica en el reparto que podrían tener cada uno de los partidos en lo tocante a los nueves gobiernos estatales en disputa, donde existe unificación de criterios, sino quién sería el candidato que los militantes de los otros partidos dejarían pasar.

Hasta donde se sabe, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle, dentro de los mejor posicionados dentro de Acción Nacional no tendrían objeción alguna por parte de perredista y del MC, aunque si lo habría por Margarita Zavala.

De los otros tres o cuatro aspirantes del PAN nadie se preocupa, ya que s eles considera con escasas posibilidad de ser la carta presentación del partido blanquiazul.

Mancera sería la apuesta del perredismo para ir con abanderado propio dentro de la alianza que se pretende, aunque hay resquemor entre algunos sectores de la militancia blanquiazul, pero no de Movimiento Ciudadano.

Por el lado de los estados, aunque sin arreglo todavía, se considera que las plazas de candidatos a gobernadores surgirían de acuerdo a la presencia de cada uno de los partidos en esas regiones.

Tabasco, Chiapas, Morelos y CDMX, para PRD; Jalisco para MC y Guanajuato, Veracruz, Yucatán y Puebla para Acción Nacional.

Por lo pronto, los ecos de los desastres apagan los gritos de los políticos que buscan su acomodo hacia lo que viene.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *