Cae el ingreso de los mexicanos 3.2%, confirma el Inegi

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH 2014), el ingreso corriente total decreció en -3.2% en términos reales, con respecto a 2012. Por su parte, el ingreso corriente promedio por hogar se ubicó en 39 mil 719 pesos trimestrales, lo que representa un decremento de -3.5%, a precios constantes, respecto a 2012.

El estudio realizado por el Inegi, establece que por deciles de hogares destaca que el único que registró un incremento fue el primer decil (2.1 %), en tanto que el decil de los hogares de más altos ingresos concentra el 35.4 % de los ingresos corrientes totales.

 

encuesta1

El coeficiente de Gini fue similar al registrado dos años antes, al presentar valores de 0.438 y 0.440 para 2014 y 2012, respectivamente. Este coeficiente refleja el efecto de las transferencias en la distribución del ingreso, ya que el Gini antes de transferencias fue de 0.491.

Esta encuesta también obtuvo que los rubros a los que los hogares destinan un mayor porcentaje de gasto son: alimentos, bebidas y tabaco, 34.1%; transporte y comunicación, 18.8 %; educación y esparcimiento, 14.0 por ciento.

Sin embargo, existen grandes diferencias por deciles de hogares: mientras que el 10 % de los hogares con menores ingresos dedican el 50.7 % de su gasto a alimentos, bebidas y tabaco, el 10 % de los hogares con más altos ingresos dedica sólo el 22.5 % a esos rubros.

El decil de hogares con más altos ingresos destina 20.6 % a gastos de educación y esparcimiento, en tanto que el decil de menores ingresos dedica a este concepto el 5.6 por ciento.

ESTRUCTURA DEL GASTO CORRIENTE MONETARIO POR DECILES DE INGRESO SELECCIONADOS, 2014

 

inegi2

 

La ENIGH estimó en 2014 un total de 120,073,612 habitantes y 119,906,312 integrantes de los hogares (excluyendo a los trabajadores domésticos y a sus familiares, así como a los huéspedes). El tamaño promedio de los hogares fue de 3.8 integrantes y el jefe del hogar tuvo en promedio 48.8 años de edad.

 

NOTA TÉCNICA

Ingresos de los hogares

El ingreso corriente total trimestral de los hogares fue de 1 257 944 071 miles de pesos en 2014, lo que significa una reducción de -3.2 %, en relación con el de 2012. Su componente monetaria representa el 79.6 % y la no monetaria el 20.4 % restante.

El ingreso corriente monetario ascendió a 1 000 878 802 miles de pesos y tuvo un decremento real de -1.9 % en relación con el del año 2012. Al interior de este concepto, el componente de ingresos por trabajo subordinado presentó un crecimiento de 7.6 % en el periodo 2012-2014 y significó el 68.6 % del ingreso corriente monetario. El resto de los rubros que componen a éste presentó decrecimiento, destacando por la magnitud de la caída los ingresos por renta de la propiedad de activos tangibles y financieros con –68.9 %; sin embargo, debe tenerse en cuenta que sólo representan el 1.6 % de los ingresos corrientes monetarios en 2014. Los demás componentes del ingreso corriente monetario decrecieron de la manera siguiente: otros ingresos corrientes en -15.8 %; transferencias provenientes de otros hogares, instituciones privadas o públicas en -10.8 %; otros ingresos por trabajo en -9.0 % y los ingresos por trabajo independiente en -7.9 por ciento.

La parte no monetaria de los ingresos corrientes ascendió a 257 065 270 miles de pesos en 2014, arrojando una caída de -7.9 % respecto al 2012. De los rubros que la componen, las remuneraciones en especie representaron el 5.5 % y disminuyeron en -22.0 %; el autoconsumo cayó en -28.0 % y las transferencias en especie en – 17.8 %, representando 3.2 y 29.7 % del total, respectivamente. La estimación del alquiler de la vivienda fue el único componente del ingreso corriente no monetario que presentó un incrementó de 1.1 % entre 2012 y 2014 y significó el 61.6 % del ingreso corriente no monetario en 2014.

Encuesta2

 

 

 

 

 

 

Es de destacar que en el periodo 2010-2012 todos los componentes del ingreso corriente presentaron un crecimiento, con excepción de la estimación del alquiler de la vivienda; en tanto que en el periodo 2012-2014, la gran mayoría de ellos registró decrecimiento, excepto la estimación del alquiler y las remuneraciones al trabajo subordinado.

El ingreso corriente total promedio trimestral por hogar fue de 39 719 pesos en 2014, cayendo en -3.5 % con respecto al de 2012. La parte no monetaria decreció en -8.2 % y la monetaria en -2.2 %, correspondiéndoles valores absolutos de 8 117 y 31 602 pesos, respectivamente. En concordancia con lo planteado antes, sólo el componente de remuneraciones al trabajo subordinado se incrementó en un 7.2 % y el de estimación del alquiler de la vivienda en 0.7%, registrándose decrementos en los demás componentes.

 

Inegi4

 

Los hogares pueden ser agrupados de acuerdo con los ingresos que perciben. A cada uno de estos grupos se les conoce como “deciles”, cuando se forman diez conjuntos del mismo tamaño, por lo que el primer decil está integrado por la décima parte de los hogares que tienen los menores ingresos y así de manera sucesiva, hasta llegar al último decil, que está compuesto por la décima parte de los hogares con los más altos ingresos.

Aunque en 2012 algunos deciles de hogares presentaron incremento en su ingreso corriente total promedio por hogar con respecto a 2010, sobre todo los deciles extremos (I y X); en el año 2014 solamente el primer decil de hogares registró crecimiento en su ingreso con 2.1 %, al compararse con el 2012. Los otros nueve deciles de hogares muestran pérdida entre 2012 y 2014, en particular los deciles sexto, séptimo, octavo y noveno, que cayeron en -4.2, -5.7, –6.1 y -5.6 %, respectivamente.

 

Encuesta3

 

 

 

 

 

 

 

En el 2014, el 30 % de los hogares con mayores ingresos (deciles VIII, IX, X) concentraron el 62.5 % de los ingresos corrientes totales, mientras que el restante 70 % de los hogares (del decil I al VII) obtuvieron sólo el 37.5 % del ingreso.

Encuesta4

 

 

 

 

 

 

Al revisar las fuentes de los ingresos por deciles de hogares, se tiene que en el primer decil la proporción de los ingresos provenientes de transferencias se incrementó entre 2012 y 2014, al pasar del 37.7 % al 43.0 % del total de su ingreso corriente monetario; las aportaciones del resto de componentes en este decil en 2014 fueron las siguientes: 34.5 % por remuneraciones al trabajo subordinado; 17.1 % por ingresos al trabajo independiente; 4.6 % por ingresos de otros trabajos y 0.4 % por renta de la propiedad y otros ingresos corrientes (cada uno).

En contraste, en 2014 para el decil X las transferencias representaron sólo el 13.3 % de su ingreso corriente monetario; la renta de la propiedad el 2.9 %; los ingresos al trabajo independiente el 12.7 %; los ingresos de otros trabajos el 2.5 %; y las remuneraciones por trabajo subordinado el 68.5 por ciento.

El ingreso corriente total promedio por hogar de las localidades de menos de 2 500 habitantes (rurales) decreció en -6.6 % entre 2012 y 2014, correspondiendo al decil X la mayor caída con -23.7 %; no obstante, los deciles I y II presentaron crecimientos de 3.2 y 0.5 %, respectivamente. En el caso de las localidades de 2 500 y más habitantes (urbanas), el ingreso corriente total promedio por hogar disminuyó en -3.0 % y sólo el primer decil presentó un incremento de 1.2 %, mientras que en el decil X, la pérdida fue de sólo -0.8 por ciento.

 

Encuesta5

 

 

 

 

 

 

 

La ENIGH 2014 estimó 75.3 millones de perceptores, el 74.4 % de ellos (56.0 millones) se encuentran en localidades con 2 500 y más habitantes, los que obtuvieron el 88.3 % del ingreso corriente monetario total (883 656 626 miles de pesos). Adicionalmente, de los perceptores de estas localidades, el 57.3 % percibieron ingresos hasta dos salarios mínimos, mientras que en las localidades menores de 2 500 habitantes, el 84.3 % de los perceptores de ingresos obtuvieron hasta dos salarios mínimos.

Encuesta6

 

 

 

Asimismo, del total del ingreso corriente monetario de los perceptores que vivían en las localidades con menos de 2 500 habitantes, el 19.8 % lo obtuvieron de transferencias de instituciones de gobierno o privadas, o de otros hogares; el 55.9 % como remuneraciones por trabajo subordinado y 18.0 % por ingresos del trabajo independiente. Por el contrario, en las zonas de 2 500 y más habitantes las transferencias representaron el 13.8 % del ingreso de los perceptores, mientras que el 70.2 % del ingreso fue producto de remuneraciones al trabajo subordinado.

 

Encuesta7

 

 

 

 

 

 

Para apreciar la evolución de la desigualdad de los ingresos, se utiliza el Coeficiente de Gini[1]. El valor obtenido de este coeficiente[2] en 2014, para la distribución del ingreso por deciles de hogares fue de 0.438, mientras que el cálculo de 2012 arrojó un valor de 0.440.

Asimismo, el cálculo del Coeficiente de Gini permite observar el efecto positivo de las transferencias en la distribución del ingreso. Si en 2014 no se hubiera contado con transferencias de ingresos, la concentración de estos habría sido aún mayor (Coeficiente de Gini de 0.491 sin transferencias contra 0.438 con transferencias).

[1] El coeficiente de Gini es una medida de concentración del ingreso, la cual toma valores entre cero y uno. Cuando el valor se acerca a uno, indica que hay mayor concentración del ingreso; en cambio cuando el valor del Gini se acerca a cero indica que la concentración del ingreso es menor.

[2] Con base en el ingreso corriente total promedio trimestral considerando las transferencias recibidas.

Gastos de los hogares

En 2014, el gasto corriente total trimestral fue de 1 095 285 599 miles pesos, -4.8 % menos que en 2012 cuando presentó el valor de 1 149 956 513 miles de pesos. Cabe destacar que entre 2010 y 2012 el gasto corriente total había mostrado un crecimiento de 7.2 por ciento.

El gasto corriente monetario se redujo en –3.7 % y el no monetario en -7.9 por ciento. Dentro del gasto monetario, las transferencias de gasto fueron las que presentaron mayor pérdida con – 24.3 %, seguido del gasto en vestido con un caída de -11.8 % y cuidados personales con -5.5 por ciento. El gasto en vivienda y combustibles fue el único rubro que presentó un incrementó de 2.9 por ciento entre 2012 y 2014. Todos los componentes de la parte no monetaria del gasto corriente también cayeron en el periodo, con excepción de la estimación del alquiler de la vivienda.

 

Encuesta8

 

 

 

 

 

 

 

En 2014, los hogares mantuvieron esencialmente la estructura del gasto corriente monetario que tenían en 2012, destinando la mayor proporción de sus ingresos a la adquisición de alimentos, bebidas y tabaco (34.0 % en 2012 y 34.1 % en 2014), seguido del gasto en transporte y comunicación que representó el 18.5 % en 2012 y el 18.8 % en 2014; luego en educación y esparcimiento con 13.8 y 14.0 %, respectivamente; después en vivienda y combustibles (8.9 y 9.5 %); en cuidados personales (7.3 y 7.2 %); en artículos y servicios para la casa (6.1 y 6.2 %); en vestido y calzado (5.1 y 4,7 %); en transferencias de gasto (3.9 y 3.0 %) y en cuidados de la salud (2.5 % tanto en 2012 como en 2014).

Encuesta9

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.