Tec&Com|TIC, cambio climático y bienestar

José Alfredo Pulido Ponce, especialista en Comunicación Estratégica.

@japponce

Prevalecen en el imaginario colectivo, gracias a los medios de comunicación, Internet y redes sociales, el impacto que generan ecocidios como los incendios en la Amazonia, la invasión de sargazo en las playas de Quintana Roo y el derrame de petróleo en Chile, entre otros acontecimientos que dañarán inevitablemente al medio ambiente.

También es recurrente la demanda de innumerables voces de fortalecer la lucha contra la degradación del territorio, la desertificación, detener la deforestación, promover una gestión correcta de las reservas de agua y preservar la biodiversidad.

Sin embargo, la participación y la demanda pública para los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático, que es el mayor problema que jamás haya enfrentado la humanidad y una lucha a través de las fronteras y los continentes para salvar al mundo, sigue siendo escasos frente al tamaño de la crisis.

El Planeta se está resintiendo y los gobiernos, la industria y la sociedad lo saben, lo perciben. Hay esperanza. La tecnología, como elemento indispensable de nuestro día a día, también ha pasado a formar parte activa de este movimiento contra el cambio climático.

Tecnología y participación

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son recursos, herramientas y programas que se utilizan para procesar, administrar y compartir información mediante soportes tecnológicos -computadoras, teléfonos móviles, televisores, reproductores portátiles de audio y video o consolas de juego- conectados mediante internet.

Es inminente que eventos medioambientales, muchos causados por los efectos del cambio climático atribuible a la actividad humana, continúen erosionando la cada vez más precaria relación entre el hombre y la naturaleza, provocando situaciones de riesgo y devastación en muchos sitios del planeta.

No obstante, algo puede hacerse con las TIC para activar la participación colectiva y mejorar la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático. Es hora que comencemos a utilizar los sistemas de comunicación en red en beneficios de la especie y su entorno, más allá del superfluo entretenimiento y consumo voraz de contenidos banales.

Hay que crear nuevas prácticas comunicativas que permitan el flujo de mensajes a través de múltiples dispositivos y plataformas, desarrollar nuevas narrativas dentro de un ecosistema digital, modificar o crear hábitos y conciencias que impacten favorablemente en el medio ambiente.

Altruismo y colaboracionismo en red

¿Cómo podríamos construir consenso y alcanzar la aspiración altruista, colaboracionistas, de la generación actual de consumir menos, consumir más selectivamente, atenuar el conflicto y la degradación para que las futuras generaciones puedan heredar un planeta habitable?  

-La comunicación, en todas sus ramificaciones, debe asumir la responsabilidad y el compromiso de informar, educar, preparar y motivar a las personas para su adaptación al cambio climático.

-Las TIC pueden favorecer la adaptación y mitigación frente al cambio climático. Las políticas ecológicas bien diseñadas requieren sistemas de información integrales, avanzados y de alto impacto.

-Las prácticas comunicativas en la era digital deben de estar enfocadas en construir mensajes en diferentes medios y formatos para ser distribuidos a través de los múltiples dispositivos que la sociedad de hoy utiliza para informarse.

-La comunicación medioambiental y el cambio climático deberá construirse utilizando todos los dispositivos y medios disponibles para realizar actividades cooperativas, mejorar la eficiencia en cuanto al consumo energético y resolver los problemas generados por el cambio climático.

Solución + bienestar

Para Ban Ki-moon, Exsecretario General de la ONU, las TIC han revolucionado nuestro mundo y son un elemento vital para aportar soluciones a los problemas del planeta, forman parte de la solución al emplearse para reducir las emisiones y ayudar a los países a adaptarse a los efectos del cambio climático.

En mundo globalizado como el de hoy, el cambio climático nos afecta a todos y nadie puede evadirse de ello sentencia el Dalai Lama. “La economía del nuevo milenio nos obliga a pensar en otras personas como miembros de una familia global. Para ello, necesitamos valores que se basen en el sentido común y la experiencia común en nuestros sistemas educativos”.   

El gran desafío, el gran reto, es cómo las instituciones, el modelo de organización social, la tecnología, se adaptan no para servir al nuevo modelo económico, sino para que esa nueva economía sirva preferentemente a la sociedad, a la cultura y al medio ambiente.

Con el poder de internet y las redes sociales en nuestras manos, ya NO hay excusas para evadir el compromiso ecológico y de bienestar en favor del planeta. Olvidemos la indiferencia y despertemos una nueva conciencia. Es hora de la sociedad.

Fotos tomadas de Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.