Resistencia a la cargada

Un candidato oficial en la interna presidencial panista está condenado al fracaso. Puesto en términos coloquiales, simplemente no pasará.

fox-creelÉsa es la percepción que ha quedado de manifiesto en los encuentros entre consejeros y militantes panistas, metidos en una dinámica en la que van a contracorriente de las prácticas que antes cuestionaron, es decir, la imposición del candidato desde Los Pinos.

Esta posición de resistencia a la cargada oficialista tuvo mayor eco en la reciente reunión en el Rancho San Cristóbal, en Guanajuato, actual morada del expresidente Vicente Fox, donde además del darle posada a Santiago Creel, se realizó una de las evaluaciones del presente y futuro del PAN más serias que se recuerde.

El PAN se mantiene en la situación de partido en rebanadas. Esto puede confirmarse con la actitud del actual number one de Los Pinos que ha roto con Fox, gobierno al que también le ha cargado la mano.

La perspectiva es que si las cosas continúan como van, seguro que el PAN sufrirá otra fractura, sólo que esta vez podría perder la Presidencia de la República.

¿Candidata similar?

De manera casi simultánea al cónclave panista en San Cristóbal, el gobernador Juan Manuel Oliva le armó a Ernesto Cordero un multitudinario acto, donde le entregaron al delfín de Calderón sendas cajas con más de 30 mil firmas de adhesión. Y eso que el discurso es no regresar al pasado.

Y en la ciudad de México, Josefina Vázquez Mota también hizo un despliegue de lanzamiento a la interna. El problema fue la presencia abierta de Roberto Gil Zuarth, porque eso convierte a la todavía jefa de la bancada panista en San Lázaro en candidata medio oficial.

De Alonso Lujambio pues ya poco o nada se dice. No se baja, pero es apabullante el contraste de los apoyos a Cordero, cuando el secretario de Educación se mantiene en un casi inexistente porcentaje de preferencias. Ya ni la Estela de Luz lo ilumina.

El encuentro dominical en San Cristóbal se dio en un fuerte debate sobre la situación partidista y ahí participaron, además de Fox y Creel, los senadores Felipe González González, César Leal Angulo, Humberto Aguilar Coronado, Jaime del Conde Ugarte y Andrés Galván Rivas, diputados como Tomasa Vives Preciado, Francisco Vega de la Madrid, Julio Castillo (hijo de Carlos Castillo Peraza), así como consejeros de otros puntos del país.

Las conclusiones pasan por muchos de los riesgos de fractura en el PAN, pese a que hace seis años arroparon a Calderón, quien hoy, dicen, no abona a la democratización interna.

El factor Espino

Otros factores que pueden dar al traste con la pretendida unidad panista pasan por la decisión de aplastar, literalmente, a Manuel Espino Barrientos, un liderazgo real del panismo a quien le han cargado las pulgas y el resentimiento de quienes hoy están en el poder, y todo con el visto bueno de you know who. ¿O no?

De confirmarse la expulsión de Manuel Espino, esto se convertiría no sólo en una oda a la intolerancia panista sino además que la implosión sería tan fuerte que esta vez nadie podría atreverse a negar que el resultado sería un PAN hecho moronas.

El caso es que el movimiento Volver a Empezar que impulsa Espino tiene una importante base militante y de consejeros que echaría por tierra la simulación democrática que ha convertido a los idealistas fundadores de este partido en figuras decorativas, sin voz ni voto.

El problema no queda ahí, porque ninguno de los posibles candidatos oficiales y simi-oficiales tienen ascendencia real entre los consejeros albiazules. Eso explica por qué Santiago Creel mantiene no sólo un elevado porcentaje de las preferencias, sino que se mantiene en primer lugar de las encuestas, seguido de lejos por la tiradora-simi Josefina Vázquez Mota, mientras que los otros prospectos casi no cuentan, pero eso sí, tienen todo el peso del Estado. Si el candidato del PAN es impuesto -valoran los panistas de a de veras-, será el preludio de la debacle.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) Manlio Fabio Beltrones alertó de no caer en un falso debate. Y tiene razón. La discusión sobre las participaciones federales y la deuda de los estados tiene que ver más con una carga política que financiera. Porque si bien en conjunto los adeudos de los estados no ponen en riesgo las finanzas nacionales, la decisión de los gobernadores de solicitar más recursos ha sido vista como una oportunidad para desacreditarlos de cara a los comicios de 2012. A pesar de que Coahuila no aparece como una de las entidades más endeudadas, todas las baterías están enfocadas a la entidad que gobernó Humberto Moreira y confirmó en las urnas a su hermano Rubén para la próxima administración. Se sabe que van contra Quintana Roo, Nuevo León y Colima, básicamente.

Esta guerra de descalificaciones llama la atención porque Coahuila, por ejemplo, en 2010 registró una tasa de crecimiento del 14.1 por ciento del PIB y en 2011 se espera crezca a una tasa del 5.7 por ciento, de acuerdo con datos del INEGI.

Las cosas pueden ponerse de un peor color cuando comience a discutirse el presupuesto federal 2012, sobre todo si se confirma un candidato salido de las filas de Hacienda.

2) El presidente Felipe Calderón ya se vio. Será el guía turístico en un programa de promoción que se difundirá en la última semana de septiembre por TV en Estados Unidos. Bucea, baja en cuerda a rapel y escala sin miedo. “Tengo ocupaciones de mayor peligro”, dice.

3) Tanto la Estela de Luz como el Coloso (modelo inspirado en el antirrevolucionario Benjamín Argumedo) se convirtieron en monumentos al derroche y la opacidad. Y Salvador Vega Casillas nomás lo analizó por encimita.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Así es, mi estimado Felipe, dice Lujambio que aún no define cuándo renunciará a la SEP.

-Si quiere, lo esperamos sentados. ¿no?

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)
Twitter.com/@Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *