Más jóvenes en las aulas y menos en las calles: Jaime Valls

Por Alberto Carbot, periodista, director de la revista Gente Sur.

No se equivocó Jaime Valls Esponda, secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, (ANUIES) al asegurar que la clave de la competitividad del país está en impulsar la transformación de la educación superior; es decir, más jóvenes en las aulas y menos en la calle.

Su pronunciamiento tuvo lugar este miércoles al medio día, al recibir -a nombre de las 191 instituciones que integran a la ANUIES, en el marco de su XXVIII sesión extraordinaria-, al presidente electo Andrés Manuel López Obrador y hacerle entrega de la propuesta Visión 2030, en el que se exponen los objetivos en materia educativa y desarrollo, trazados por esta colectividad universitaria, que son coincidentes con su proyecto de nación.

El documento fue elaborado por expertos, académicos e investigadores, para renovar la educación superior en el país y contiene diversos planteamientos para afrontar los retos durante los próximos 12 años.

Frente al próximo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma -quien acompañó a López Obrador a la reunión que duró aproximadamente 2 horas-, Valls Esponda dijo que la educación superior ayudará a alcanzar el desarrollo del país.

 “En la construcción del futuro luminoso que México merece, encontrará usted siempre la presencia de la ANUIES dispuesta y comprometida con la fortaleza de sus 191 instituciones asociadas, aquí representadas, las mejores del país, para hacer posible la transformación nacional que los mexicanos anhelamos”, destacó y recordó que ninguna democracia puede ganar en calidad si la educación superior no prepara profesionales.

Valls se refirió en su intervención a los jóvenes denominados “ninis” -que ni estudian ni trabajan-, de los cuales, de acuerdo al Banco Mundial, en su informe Ninis en América Latina, 20 millones de
jóvenes en busca de oportunidades,
 en México existen aproximadamente 6 millones 600 mil de ellos y cada año cuestan al país 0.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo el reporte Observaciones sobre las políticas de Estrategia de habilidades: México 2018, elaborado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), citado por la revista Forbes.

“Esta proporción del PIB equivale a 194 mil 90 millones de pesos (mdp), de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del tercer trimestre de 2017. Para darle una dimensión al monto, la cifra representa más de cuatro veces el presupuesto anual de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)”, se explica.

De hecho, se asegura que México es uno de los países con más “ninis” en la muestra que aglutina a 35 países, solo detrás de España, Grecia Italia y Turquía, con el agravante que en nuestro país, al igual que en otras naciones centroamericanas, éstos han sido incorporados a las redes de la delincuencia organizada, lo que aumenta los riesgos para los jóvenes y la sociedad en su conjunto.

El titular de la ANUIES, en su discurso ante López Obrador reconoció que “es creciente el número de los jóvenes que no estudian ni trabajan, y que cuando estos logran ingresar a una institución de educación superior, enfrentan el doble reto de terminar sus estudios y de encontrar empleo”.

El presidente electo, durante su campaña electoral, dijo que daría empleo como becarios -en talleres, empresas, comercio y otras actividades productivas tanto del campo como de la ciudad-, a 2 millones 300 mil jóvenes, lo que significaría una erogación de 100 millones de pesos anuales.

Valls Esponda en su mensaje no dudó en exponer una realidad que desde hace mucho tiempo enfrentan miles de jóvenes mexicanos -no solamente aquellos que se enorgullecen de poseer un certificado expedido por instituciones de gran prestigio, sino también aquellos egresados de escuelas “patito”-, en el sentido de que el título universitario ya no es una garantía de movilidad social y tampoco de una inmediata incorporación al mercado de trabajo, por lo que se precisa de una profunda reforma que permita tener mejores egresados

“Por ello –dijo-, es indispensable que los sectores público, privado y social confluyan en la definición de estrategias compartidas, con visión de Estado, para que los nuevos profesionales salgan del limbo indeseable de empleos de escasa calidad y puedan insertarse, en cambio, en las áreas detonantes del crecimiento económico y social”.

Muy pocos concluyen sus estudios de nivel superior: OCDE 

A esta descarnada realidad se suma de origen el problema que enfrentan millones de jóvenes, en cuanto a las escasas posibilidades de acceso y/o conclusión de sus estudios universitarios.

OECD Skills Strategy –un diagnóstico de la OCDE sobre la Estrategia de Competencias, Destrezas y Habilidades de México en 2017-, destaca que sólo un porcentaje reducido de estudiantes mexicanos concluyen sus estudios de nivel superior.

Menciona que sólo el 16 por ciento de la población entre 25 y 64 años había cursado educación superior en 2015, porcentaje muy por debajo de la media de la OCDE de 36, ante lo cual propone “mejorar el acceso de manera generalizada entre regiones fomentaría el bienestar de los egresados, pero también el del país en su conjunto”.

La organización puntualiza que “la rápida expansión y el seguimiento limitado pueden derivar en que muchos egresados no desarrollen competencias de la calidad y relevancia exigidas por el mercado laboral. De las encuestas a empresarios se desprende que muchos egresados en educación superior no tienen las competencias requeridas para sus empleos”.

El análisis también revela que uno de cada dos egresados de educación superior trabaja en puestos que no están relacionados con su área de estudio, lo que puede indicar que algunos estudiantes están cursando programas de educación superior poco demandados en el mercado laboral.

“Se podrían reforzar los incentivos para adaptar la oferta de estudios a las necesidades del mercado laboral en las instituciones de educación superior, tanto privadas como públicas, de las que egresan alrededor del 33 por ciento y el 67 por ciento de los titulados en educación superior, respectivamente”, indica el análisis.

En la reunión, el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y presidente de la XXVIII a Asamblea, Mario Alberto Rodríguez Casas, reiteró ante López Obrador el compromiso que han hecho las instituciones de educación superior, para redoblar esfuerzos que consoliden la denominada  Cuarta Transformación de la Nación.

Dijo que para ello resulta prioritario establecer una agenda de los grandes problemas nacionales para la búsqueda de respuestas endógenas que requieren de la aplicación del conocimiento.

Rogelio Garza Rivera, rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León; Emilio José Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla; Mirna Alejandra Manzanilla Romero, directora del Tecnológico de Mérida y Juan Méndez Nonell, director general del Centro de Investigación en Materiales Avanzados, durante el encuentro con el presidente electo de México, coincidieron en destacar que se precisa replantear las bases del modelo educativo para hacer viable la Cuarta Transformación del país, porque la educación es un derecho humano que garantiza la realización de otros derechos, a través de una sociedad más productiva e igualitaria.

Jaime Valls Esponda  reiteró que la ANUIES -por el alcance y trasfondo de las metas, la propuesta Visión 2030-, considera un horizonte de doce años de esfuerzo sostenido para consolidar la transformación estructural de la educación superior, que debe estar respaldad mediante un gran acuerdo nacional que permita avanzar en 5 ejes: mejor gobernanza del sistema de educación superior; ampliación de la cobertura con equidad y calidad; mejora de la calidad de la educación superior; ejercicio pleno de responsabilidad social y certeza jurídica y presupuestal para las instituciones de educación superior.

Entrevistado al concluir su reunión con la ANUIES, López Obrador indicó que el encuentro con los 191 integrantes de la agrupación había sido “en muy buenos términos, producto del buen entendimiento tanto con las universidades públicas como privadas” y adelantó que antes de que tome posesión del cargo firmará un acuerdo para mejorar la educación superior y se había comprometido a incrementar la cobertura presupuestal y la matrícula, en beneficio de la población joven del país.

GRANOS DE CAFÉ

En el mundo al revés que algunos gobiernos desean imponer a la población -y que si no fuesen hechos ciertos los llevarían a figurar en Los primeros sitios en las enciclopedias de la estolidez y de lo absurdo-, destaca el reciente acuerdo del Ayuntamiento de Guadalajara, que decidió reformar el artículo 14  inciso III de su reglamento, que sancionaba actos contra la dignidad y la convivencia social, entre ellos el exhibicionismo o sostener relaciones sexuales en la vía pública.

Gracias a la iniciativa “En Guadalajara no se castiga el amor”, de la regidora Guadalupe Morfín Otero, perteneciente a Movimiento Ciudadano (MC) –quien quizá pretende así justificar su altísimo salario-, la policía ya no tendrá facultad para sancionar los actos sexuales públicos, si no existe denuncia de un tercero, con el argumento baladí de que ésta debe dedicarse a combatir la delincuencia y no molestar a quienes tal vez carecen de medios económicos para pagar un hotel.

Morfín Otero -como si en este país no hubiesen temas más importantes-, quiso emular el concepto de los holandeses, quienes desde el 2008 disponen de un sector exclusivo en Vondelpark, el parque más famoso de Ámsterdam, donde en algunos sectores se permite mantener relaciones sexuales, siempre y cuando los ejecutantes se mantengan alejados de áreas infantiles y no dejen los condones tirados fuera de los basureros.

La reforma en la capital tapatía establece que a partir de ahora sostener relaciones sexuales o actos de exhibicionismo de índole sexual en la vía o lugares públicos, terrenos baldíos, centros de espectáculos, interiores de vehículos o en lugares particulares con vista al público, será falta administrativa, siempre y cuando se realice a petición ciudadana.

Con la oposición de panistas y priistas, la iniciativa fue presentada por la regidora de MC quien aseguró que con estas reformas se evita que los policías extorsionen a las personas que “se dan cariño” de forma consensuada en la vía pública, sobre todo a los jóvenes.

Seguramente que el próximo paso de la preclara e inteligente legisladora será eliminar a la policía de su localidad. Total, si es inepta y corrupta, no tiene caso que vigile o contribuya a sancionar los ilícitos.

Hoy es tener sexo en público; mañana serán otros los objetivos de la legisladora de Movimiento Ciudadano. Los criminales, violadores y asaltantes de toda laya, deberán esperar su turno o acercarse desde ahora a doña Guadalupe –la legisladora muy open mind-, para impulsarla a la gubernatura en la próxima oportunidad. Ya saben que con ella se jala mejor sin la policía de por medio…

Envíe sus comentarios al correo gentesur@hotmail.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *