Acuerdan siete gobernadores ruta legal para impedir más recortes de Hacienda

Morelia, Michoacán, 15 de mayo.- Un bloque de siete gobernadores del país, cerraron filas para impedir más recortes presupuestales por parte de la Secretaría de Hacienda, y adelantaron que echarán mano de todos los recursos legales necesarios para lograrlo. Sin embargo, se declararon dispuestos a impulsar el diálogo para continuar trabajando con la Federación.

El grupo de mandatarios conformado por los de Nuevo León, Coahuila, Durango, Tamaulipas, Colima, Jalisco y el anfitrión de Michoacán acordaron reclamar lo que por derecho les corresponde, un día después de que el Secretario de Hacienda avisara en conferencia virtual con mandatarios, que el recorte que sufrirán las participaciones estatales y municipales será mayor al que se estimó en abril pasado.

“La conferencia virtual es una medida de mitigación del secretario de Hacienda, pero en realidad para lo que resultó bueno el funcionario es para dar conferencias magistrales, porque de las casi dos horas que estuvimos en el encuentro con él, se chutó más de una hora dándonos el panorama del mundo. Sin embargo, sobre los temas que íbamos, nada, el secretario resultó una mojarra enjabonada; nunca pudimos centrar el tema que queríamos”, expresó el michoacano Silvano Aureoles.

Y agregó: “Si el gobierno federal se dejara, le ayudaríamos a trazar la ruta, pero no hay interés, andan en otra cosa; yo creo que vamos a tener que juntarnos con el sector empresarial para ver cómo los estados hacen un planteamiento ante los escenarios tan oscuros”.

A su vez el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, dijo que pese al maltrato por parte de la Federación, los gobiernos seguirán resistiendo a la crisis provocada por la pandemia.

“Seguiremos resistiendo, es parte de nuestro eslogan, hemos aprendido mucho de cada uno de nosotros y de las políticas públicas que se han implementado, pero nunca vamos a pedir nada que no le corresponda a nuestros estados. No vamos a seguir permitiendo que el gobierno afecte decisiones que afecten a nuestros estados. No permitir más abusos de parte del gobierno central”, reforzó.

Los siete gobernadores firmaron cinco acuerdos en su reunión de ayer en la capital de Michoacán:

1.- Los estados acuerdan seguir una ruta legal para presentar la siguiente semana a la Secretaría de Hacienda, la solicitud del pago resarcitorio de los gastos transferidos por la Federación a las entidades para la atención de la emergencia sanitaria, los cuales no estaban previstos en los ejercicios fiscales para el año 2020.

2.– Los estados acuerdan trabajar sobre una agenda de salud, reactivación económica y atención a la pobreza que se hará pública este sábado entre todos los estados.

3.– Los estados adoptan un protocolo general de salud y activación económica que se ha realizado entre las secretarías y sus titulares de Salud y Economía de los estados.

4.- Los estados manifestamos el desacuerdo con la Federación por la cancelación unilateral de los convenios entre ambos niveles de gobierno que estaban pendientes para el año 2020 entre ellos, el Servicio Nacional de Empleo.

5.- Los estados acordamos no iniciar clases presenciales durante el presente ciclo escolar, y concluirlo dentro de los hogares.

Sobre este último punto, los ejecutivos estatales acordaron que en el caso de las comunidades o lugares donde por la falta de tecnológica no se tengan condiciones para llevarlo así, se buscarán los instrumentos o mecanismos para que las niñas y los niños tengan condiciones de igualdad que el resto, en este cierre de Ciclo.

Al reunirse en esta ciudad, el michoacano Silvano Aureoles, les dio la bienvenida a sus homólogos de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; Durango, José Rosas Aispuro; Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; Colima, José Ignacio Peralta, así como a Enrique Ibarra, secretario de gobierno de Jalisco (en representación del titular Enrique Alfaro)

Ante ellos, Aureoles afirmó que la pandemia puso al descubierto el fracaso del actual sistema federalista, por lo cual confió en que la Federación corrija de inmediato esa posición, porque la magnitud y las graves dimensiones de esta crisis rebasa las capacidades de los estados.

“Las acciones de respaldo de la Federación son más urgentes que nunca, es momento de pasar de las palabras a los hechos”, estableció el gobernante, quien lamentó que con un plan inacabado y en el momento más difícil la emergencia sanitaria, el Gobierno Federal haya deslindado hacia los gobiernos estatales la decisión sobre la reapertura económica y social.

Hoy es tiempo de enfrentar los graves problemas con decisión, con visión política y social, sentenció, y consideró que el Plan de Reapertura de la Actividad Productiva de México que dio a conocer el pasado miércoles el presidente de la República, en lugar de haber sido el lanzamiento de una verdadera estrategia nacional para la reapertura de actividades, nuevamente fue la presentación de una serie de lineamientos generales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.