Gobierno de pactos

Jesús Sánchez

El arranque del gobierno de Enrique Peña Nieto ha superado todas las expectativas de la alternancia. Diría Fox, tiene un bono copeteado. Sí, tocamos madera.

Lo único que explicaría el efecto, es que éste es un gobierno de pactos.

Éste es el escenario dorado, el de los acuerdos, el de sentarse todos a la misma mesa, el de caminar juntos en la Alameda, el de perdonar uno que otro resbalón.

Ninguna fuerza política por sí sola podía haber realizado lo que hoy puede medirse en términos, no sólo de discurso, sino de productividad legislativa.

Un acierto de la oferta política de esta administración ha sido el de hacer propias las banderas opositoras, y si se nos permite dibujarlo, se trata de la reivindicación de la agenda de la izquierda, de las propuestas del centro-derecha y las banderas de la centro-izquierda priista.

Gustavo Madero aseguró que el 80% de los 95 puntos incluidos en el Pacto por México (firmado apenas el 2 de diciembre) corresponde a propuestas del PAN, y Jesús Zambrano reconoció por su lado que el 95% de esos puntos coincide con la agenda nacional del PRD.

Las decisiones que se han tomado se ven bien y se antojan hasta democráticas, pero lo importante es que éstas cumplan con las expectativas de los mexicanos, la mayoría agobiados por las premuras económicas y, en muchos casos, olvidados.

La maquinaria

En esta lógica del gobierno de pactos, la productividad legislativa es impresionante.

Fueron aprobadas dos iniciativas preferentes que envió de última hora al Congreso el expresidente Felipe Calderón. La más importante de los últimos años, la Reforma Laboral, y otra no menos trascendente, la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Con el arranque del gobierno de Peña Nieto a paso rápido pero por consenso están por aprobarse las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, que establecen la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública y la de la Secretaría de la Función Pública. Convierten a la Secretaría de Gobernación en una supersecretaría; fortalecen las funciones de la Secretaría de Desarrollo Social y amplían las atribuciones de la Secretaría de la Reforma Agraria. Todo esto en menos de dos semanas.

En puerta está la reforma al 25 Constitucional, que eleva la competitividad a rango de política pública.

Adicionalmente, en cuestión de cinco días, se aprobó la Ley de Ingresos de la Federación también por consenso y prácticamente de manera unánime. Y esto hay que registrarlo en los récords de las concertaciones nacionales.

Y lo más sorprendente será que, en horas, el Congreso apruebe la reforma al Artículo 3o Constitucional que establece la reforma educativa nacional.

Lo importante es que estos acuerdos queden debidamente amarrados, pues al primer descolón u olvido, los firmantes del Pacto van a cobrarlo muy caro. Un punto importante fue el blindaje del propio pacto contra la influencia de las competencias electorales, pero no está blindado contra lo que por décadas han dividido a los mexicanos, la desconfianza.

Efectos colaterales

1) Cuando se supo que Emilio Chuayffet llegaría a la Secretaría de Educación Pública, hubo muchas suspicacias. Pero tras convertirse en el primer impulsor de la Reforma Educativa más importante de los últimos tiempos en México, Chuayffet ya encontró su lugar en la historia. Aunque junto a la maestra, ni modo, nadie es perfecto.

2) Jesús Murillo Karam tocó como procurador de la República un punto sensible, replanteó la figura del arraigo. Se trata del reconocimiento de que ha habido un manejo indiscriminado de esta facultad, seguramente violatoria de los derechos de muchos inculpados que al final no se sabe si son culpables o no. Ahí está el tema de los generales, por ejemplo. Es tiempo de limpiar la casa, ¿o no?

3) Enrique Martínez y Martínez, exgobernador de Coahuila y economista egresado del Tecnológico de Monterrey, no sólo tiene un perfil muy político sino empresarial. Sabe que sin resultados, él y muchos priistas se la juegan.

4) El político guanajuatense Francisco Arroyo Vieyra compartió la descripción política que hizo Manlio Fabio Beltrones de la Reforma Educativa: “no es preferente pero sí preferida, que la convierte en una iniciativa urgente”.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) César Camacho Quiroz ya tomó las riendas del PRI y su reto es resolver la reforma interna del PRI y obtener los mejores resultados en los comicios de 2013. Ya se le acabó al PRI la posición cómoda de ser oposición. ¿O no?

2) El otro gabinete. Ernesto Nemer fue nombrado por Rosario Robles Berlanga subsecretario de Desarrollo Social y Humano en la Sedesol. Digamos que el mexiquense si sabe cómo hacerla y está preparado para ello. Una sorpresa fue la incorporación a la Oficialía Mayor de la Sedesol de Emilio Zebadúa, exconsejero electoral y secretario de Gobierno en Chiapas. Al menos no hay improvisados.

3) El IEDF resuelve mañana el relevo de siete consejeros. Y aunque hay abogados de primer nivel que concursan por las plazas, ya se anticipa que la elección que hará la Asamblea Legislativa del DF será por medio del principio de la cuota partidista. Vaya, mal presagio.

4) Juan Silva Meza presenta hoy su segundo informe de labores como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Asistirá el presidente Enrique Peña Nieto.

5) Humberto Musacchio presenta este jueves México: 200 años de periodismo cultural, editado por la Dirección de Publicaciones del Conaculta. La presentación de la obra corre a cargo de los maestros Víctor Roura, José Luis Martínez, Mauricio Gómez Morín, el propio Musacchio, y modera Mireya Vega. Esto será en el Centro Cultural Elena Garro. (Fernández Leal número 43, Barrio La Conchita, Coyoacán.)

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Una perlita. La Primera Sala de la Suprema Corte, a cargo del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, determinó que para considerar rebasados los límites de la libertad de expresión, cuando se publiquen opiniones sobre el desempeño en las funciones de un servidor público, debe acreditarse la existencia de “la malicia efectiva“. ¿Qué tal?

Twitter.com/@Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *