Que siempre sí, México se sumó a la Declaración de Glasgow para acabar con la deforestación en el mundo, tras horas de silencio

Imagen

*En un escueto comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó que México hizo llegar su adhesión a la Declaración que ya habían firmado 105 países.

*Cuba, Venezuela, Nicaragua, Argentina y Bolivia optaron por destacarse como los países en blanco en este mapa global y que no firmaron.

*Estados Unidos, China, Rusia y la Unión Europea avalan estos compromisos en el marco de la reunión de líderes #COP26.

*Más de 100 países, con el 86 por ciento de los bosques a nivel global se comprometen a detener la deforestación para 2030.

Estos son los términos de la Declaración de Glasglow:

Nosotros los líderes nos comprometemos a:

Enfatizar las funciones críticas e interdependientes de los bosques de todo tipo, la diversidad biológica y el uso sostenible de la tierra para permitir que el mundo cumpla sus objetivos de desarrollo sostenible; ayudar a lograr un equilibrio entre las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero y la eliminación por los sumideros; adaptarse al cambio climático; y mantener otros servicios de los ecosistemas.

Reafirmamos nuestros respectivos compromisos, colectivos e individuales, con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, la Convención sobre la Diversidad Biológica, la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación, los Objetivos de Desarrollo Sostenible; y otras iniciativas relevantes.

Reafirmamos nuestros respectivos compromisos con el uso sostenible de la tierra y con la conservación, protección, manejo sostenible y restauración de los bosques y otros ecosistemas terrestres.

Reconocer que para cumplir con nuestros objetivos de uso de la tierra, clima, biodiversidad y desarrollo sostenible, tanto a nivel mundial como nacional, se requerirán más acciones transformadoras en las áreas interconectadas de producción y consumo sostenibles; desarrollo de infraestructura; comercio; finanzas e inversiones; y apoyo a los pequeños agricultores, los pueblos indígenas y las comunidades locales, que dependen de los bosques para su sustento y tienen un papel clave en su gestión.

Resaltar las áreas de fuerte progreso en los últimos años y las oportunidades que tenemos ante nosotros para acelerar la acción. Por lo tanto, nos comprometemos a trabajar colectivamente para detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030, al mismo tiempo que se ofrece un desarrollo sostenible y se promueve una transformación rural inclusiva.

Fortaleceremos nuestros esfuerzos compartidos para:

Conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres y acelerar su restauración;

Facilitar políticas de comercio y desarrollo, a nivel internacional y nacional, que promuevan el desarrollo sostenible y la producción y el consumo sostenibles de productos básicos, que redunden en beneficio mutuo de los países y que no impulsen la deforestación y la degradación de la tierra;

Reducir la vulnerabilidad, generar resiliencia y mejorar los medios de vida rurales, incluso mediante el empoderamiento de las comunidades, el desarrollo de una agricultura rentable y sostenible y el reconocimiento de los múltiples valores de los bosques, al tiempo que se reconocen los derechos de los pueblos indígenas, así como de las comunidades locales, de conformidad con las normas pertinentes. legislación nacional e instrumentos internacionales, según corresponda;

Implementar y, si es necesario, rediseñar políticas y programas agrícolas para incentivar la agricultura sostenible, promover la seguridad alimentaria y beneficiar al medio ambiente;

Reafirmar los compromisos financieros internacionales y aumentar significativamente la financiación y la inversión de una amplia variedad de fuentes públicas y privadas, mejorando al mismo tiempo su eficacia y accesibilidad, para permitir la agricultura sostenible, la ordenación forestal sostenible, la conservación y restauración de bosques y el apoyo a los pueblos indígenas y las comunidades locales;

Facilitar la alineación de los flujos financieros con los objetivos internacionales para revertir la pérdida y degradación de los bosques, al tiempo que se garantiza la implementación de políticas y sistemas sólidos para acelerar la transición a una economía que sea resiliente y promueva los bosques, el uso sostenible de la tierra, la biodiversidad y los objetivos climáticos. Instamos a todos los líderes a unir fuerzas en una transición de uso de la tierra sostenible.

Esto es esencial para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, incluida la reducción de la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático y mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 ° C y continuar los esfuerzos para limitarlo a 1,5 ° C, señalando que la ciencia muestra.

Se necesita una mayor aceleración de los esfuerzos si queremos mantener colectivamente 1,5 ° C al alcance.

Juntos podemos tener éxito en la lucha contra el cambio climático, lograr un crecimiento resiliente e inclusivo y detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra.

México contradictorio

Muchas horas después de que se conociera el contenido de la Declaración de Glasgow, en medio de duras críticas por el silencio que guardó la Cancillería y el gobierno mexicano ante los acuerdos de la conferencia internacional sobre el cambio climático, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitió un escueto comunicado en el que asegura que se envió la adhesión a la Declaración de Glasgow. https://www.gob.mx/sre/prensa/mexico-se-sumo-hoy-en-la-cop26-a-la-declaracion-sobre-bosques-y-uso-de-la-tierra

Más tarde la subsecretaria Martha Delgado divulgó un video en redes sociales en el que reitera el anunció.

Durante varias horas se dio por hecho que México estaría ausente de esta declaración y por eso los comentarios de representantes de la oposición, así como de internacionalistas, consideraron absurda e inexplicable la actitud del gobierno mexicano que se ampara en el programa Sembrando Vida, aún cuando no se conocen resultados tangibles de dicho plan.

La víspera, México fue la comidilla internacional, luego de que el canciller Marcelo Ebrard -quien se la pasó buscando selfies con los líderes asistentes al #G20, pidió a la comunidad internacional financiamiento para emprender acciones y encarar el cambio climático, pero lo irónico fue que apenas el año pasado el gobierno mexicano eliminó el Fideicomiso para la atención del cambio climático. Adicionalmente, la construcción de Dos Bocas apunta hacia el lado opuesto de la iniciativa de ambientalista.

Un caso distinto es el de Perú que se incorporó aunque la Cancillería y el Ministerio del Ambiente no destacaron el hecho.

Aquí el documento y la lista completa de países participantes https://ukcop26.org/glasgow-leaders-declaration-on-forests-and-land-use/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.